Texto: Aarón Cortés
Fotos: José Luis Ramos 

Más allá de ser el acto “telonero” de la noche, Le Butcherettes nos demostró ser un acto digno de su propio espacio al dejarnos boquiabiertos con esos siniestros sintetizadores, salidos de una película retro de vampiros, y los impactantes cambios en la voz de Teri Gender Bender quien se convierte en una persona distinta en cada tema que interpreta. Se deja llevar por la música, mientras marca su paso por el escenario dando fuertes pisotones. Y aunque ya habíamos entrado en calor dispuestos a nuestra espera habitual previa a la banda principal, unos cuantos errores en la prueba de audio hicieron que ésta se prolongara más de la cuenta.

Un rato después Cedric Bixler Zavala apareció agitando su enorme melena de chinos sosteniendo la base del micrófono en alto, y asechando a su presa como un león, mientras calaba el terreno en el que se adentraría por primera vez desde hace más de 20 años que se formó At The Drive In. El ritual se complementa con unas maracas que suenan a la par de las percusiones, mientras aún corregían los fallos en el sonido que afectaban a la guitarra zurda de Omar Rodriguez López.

A pesar de las quejas, Keeley Davis demostró dar el ancho al momento de hacer los coros y guitarras, supliendo la ausencia de Jim Ward, uno de los miembros fundadores que no formó parte de este regreso. Davis también participó durante las sesiones de grabación de In•ter a•li•a, por lo que su presencia está bien definida dentro de cada tema y posee esa energía necesaria para sacar a flote un proyecto abandonado durante tantos años.

Ni siquiera habían pasado tres canciones cuando Cedric Bixler ya estaba sobre el público en un crowdsurfing que le costó un buen susto a los fotógrafos, pues al cantante no le importa nada que obstruya su camino al momento de dar un buen show. Esto también podíamos notarlo en los latigazos que soltaba al piso con el inmenso cable del micrófono, para que éste pudiera patearlo una y otra vez y regresara a su mano sin problema alguno, en una hipnótica acrobacia que se nota perfeccionada con el paso del tiempo, y aún así sigue causando el mismo efecto de emoción en sus fans.

Las palabras salieron de sobra, ya que además de las letras de las canciones la banda no tuvo necesidad de hablar con la gente. Todo se convirtió en una extraña comunicación corporal, en la que mientras Cedric saltaba del bombo de la batería o las plataformas azules que adornaban el escenario, unos con otros se encimaban para continuar el crowdsurfing hasta salirse de la multitud, antes de ser escoltados (de mala gana) por elementos de seguridad a la salida del pit de foto y regresarlos a su lugar correspondiente. Otros cuantos luchaban insistentes por llegar hasta adelante con tal de no perderse los buenos golpes que se estaban armando en el mosh pit.

Omar Rodriguez jugó un papel fundamental en la nueva etapa de At The Drive In, al convertirse en un conducto en la fase de producción y salirse de la rutina de los chillantes guitarrazos que maneja con tranquilidad. Sin importar que su colega de toda la vida danzara por el recinto robando toda la atención, éste se enfocó en mantener los ritmos y gritar con pasión durante los coros con esa peculiar alegría que le causa pararse frente al público mexicano.

Luego de arrastrarse por todo el escenario y realizar una serie de saludos marcianos al estilo del Sr. Spock, Cedric reventó un micrófono antes de partir al backstage durante el encore. Aunque para nuestra sorpresa la esperada “segunda parte” del concierto sólo tuvo una canción, “One Armed Scissor”, que dio pie a la despedida con una lluvia de plumillas y baquetas.

La presentación de At The Drive In duró 15 temas que fueron suficientes al momento de demostrarnos que no importa cuantos años pasen, la actitud de la escena del punk rock (o post-hardcore si usted lo prefiere) seguirán vivas mientras sus exponentes se esfuercen por darle voz a este movimiento. Al ser su primera vez en México nos quedamos intrigados por ver un poco más, pero a la vez conformes de cumplir el sueño de al fin verlos en vivo, ¿cuánto tiempo más tendremos que esperar para un segundo encuentro?

Setlist

01. Arcarsenal
02. Pattern Against User
03. Sleepwalk Capsules
04. Governed By Contagions
05. Ghost-Tape No. 9
06. Enfilade
07. Invalid Litter Dept
08. 198d
09. No Wolf Like the Present
10. Cosmonaut
11. Call Broken Arrow
12. Non-Zero Possibility
13. Continuum
14. Napoleon Solo

Encore:

15. One Armed Scissor