Finalmente este martes 8 de octubre, la Comisión de Gobernación del Senado de la República puso freno a la desaparición de poderes para los estados de Veracruz, Guanajuato y Tamaulipas.

Resulta que después de que se examinaron y valoraron jurídicamente las solicitudes presentadas por Morena y el PAN, se determinó que los argumentos presentados para emitir las declaraciones correspondientes no son suficientes para desaparecer a los poderes.

Se llegó a la conclusión de que las crisis de inseguridad que se viven en estos estados no son exclusivas de ellos sino de todos los del país, además de que la seguridad pública es una materia que compete tanto a la federación, lo estados y los municipios.

Ahora esta decisión será turnada al pleno del Senado.

Las solicitudes

Recordemos que fue el pasado 24 de septiembre cuando la bancada de Morena presentó dos solicitudes de desaparición de poderes para Guanajuato y Tamaulipas con el objetivo que se nombraran gobernadores internos.

¿Por qué?

Los argumentos se basan en los altos índices de inseguridad y la crisis de violencia que se vive en ambos estados, todo relacionado con enfrentamientos, masacres y ataques del crimen organizado.

Por su parte el PAN consideró que en el contexto de las masacres en Minatitlán, Coatzacoalcos y las decenas de fosas clandestinas que se han encontrado, Veracruz es un “estado fallido”.

Por esta razón presentaron una solicitud de desaparición de poderes o un juicio político contra el gobernador, el morenista Cuitláhuac García.