Con motivo de los conciertos que ofrecerá MUSE en el Palacio de los Deportes, recurrimos al baúl de los recuerdos para compartir con ustedes, nuestra charla exclusiva con Matt Bellamy y Dominic Howard en Los Angeles previo al lanzamiento de “Drones”. 

Después de 3 años del lanzamiento de The 2nd Law, Muse buscó la manera de reinventarse y de regresar al sonido que les dio un lugar propio en la escena musical, por ello hay mucha atención en Drones, su más reciente disco y el séptimo en su carrera. Platicamos con Matt Bellamy y Dominic Howard en Los Angeles sobre este nuevo material, el sonido que consiguieron, los motivos detrás de él y cómo fue el cambio para ellos. Para Matt, Drones es una manera de “volver a lo básico”, lo cual es una de las razones por las cuales éste es probablemente el mejor disco que la banda ha hecho hasta el momento. La otra razón es que se trata de un álbum conceptual en el que la banda ha tomado como inspiración de diferentes lecturas que Matt Bellamy ha hecho en los últimos años, las cuales han desembocado en preguntarse sobre la relación entre el hombre y la tecnología, así como las relaciones de control. El propio Matt nos cuenta cuál es la inspiración detrás de este disco:

“Empecé a leer sobre drones militares. Hay un libro llamado Predators: The CIA’s Drone War on Al Qaeda. El libro es muy clínico, pero habla de todas las distintas actividades que se hacen con drones y armamento y algo se me ocurrió, algo me hizo pensar “Wow, estamos viviendo tiempos muy extraños”. Entonces empecé a leer más, sobre la tecnología detrás, lo que significa, qué pasará en el futuro y descubrí que empezaron a crear drones que tienen inteligencia propia, inteligencia autónoma. Son capaces de programars algo e irse, sin humanos, sobrevolar y tomar decisiones de vida o muerte sin seres humanos envueltos. Aún no se utilizan, pero lo están pensando y es interesante. Tengo una predicción de que este año habrá grandes debates éticos sobre el uso de drones y de drones autónomos.

Todo esto me puso a pensar en la relación entre los humanos y la tecnología a través de los años y también tiene una conexión sobre cómo me sentía con Muse en los dos últimos álbumes. En el disco pasado experimentamos mucho con tecnología y noté que algo pasaba, noté que en The Resistance, por ejemplo, subíamos al escenario para dar un concierto y había 5 o 6 canciones que eran muy sencillas de tocar en vivo sin usar tecnología, mientras que en el último disco sólo había 2 o 3 canciones. Así que tomé la decisión de que en este álbum, quería estar seguro de que cada canción fuera una gran canción para la experiencia en vivo. De alguna forma esto es a lo que me refería con “volver a lo básico”, es volver a Dom, Chris y yo con nuestros instrumentos, tocando cada canción sin usar mucha tecnología”.

El concepto de Drones es una herramienta para que el álbum en su totalidad cumpla con un propósito que Matt, Dom y Chris plantearon desde un inicio: no sólo que cada canción fuera una gran experiencia para interpretarse en vivo, sino que el disco tuviera completa cohesión y que cada track también tuvieran suficiente fuerza por sí solo, lo cual, no es una tarea fácil, sin embargo, partiendo del valor que la banda le ha agregado a su música y al rescate de su sonido “básico”, esto es completamente asequible. Sobre esto, Dominic nos cuenta un poco más: “queríamos hacer un disco en el que cada canción estuviera pensada para estar ahí por alguna razón, y en este caso cada canción es un pedazo del rompecabezas que cuenta distintas partes de la historia”.

Cabe mencionar también que los dos últimos álbums de Muse, The Resistance y The 2nd Law, fueron completamente producidos por la banda misma, por lo que representa un cambio significativo que para este disco hayan decidido volver a trabajar con un productor y más si es Robert John “Mutt” Lange quien está detrás de esta titánica labor, pero ¿cómo fue trabajar con este gran productor?

Dominic: Queríamos llevar a alguien más porque es agradable tener una opinión externa, además de que su opinión está en un nivel muy alto, ha producido álbumes increíbles, es una persona muy exitosa y talentosa, así que su opinión fue muy aceptada. Queríamos llevar a alguien para tener un opinión que le proveyera consistencia al álbum porque es muy fácil salirse del camino cuando estás solo. Puedes crear buen material, pero también puedes estar divagando mucho al tratar de que todo suene unido y sabíamos que queríamos hacer un álbum, no un montón de sencillos o canciones al azar, todas ellas tenían que pertenecerse mutuamente. Él comprendió totalmente el concepto, sabía lo que queríamos hacer, se sintió correcto invitarlo a él.

Matt: Nosotros produjimos los últimos dos álbumes y sentimos que encontramos algo, descubrimos algo sobre nosotros mismos sin tener limitaciones y sentimos que era un buen momento para tener una opinión de fuera y particularmente para que se enfocara en la parte de la grabación, ya que en los últimos dos álbumes estuvimos muy enfocados en la ingeniería y todo eso y queríamos que en este disco alguien más se ocupara de eso para nosotros poder enfocarnos en las canciones y la ejecución. Y “Mutt” Lange es un productor legendario, hizo grandes discos de rock en los ochentas, Back in Black de AC/DC que es un gran disco.

La historia de Drones se desarrolla en un mundo distópico en el que la tecnología y el control merman los rastros de humanidad de la gente y en el que un protagonista sin nombre busca liberarse de ello, el disco es a su vez una crítica social y política y es quizás hasta ahora el disco más político de Muse, que a su vez en el contexto de la situación mundial actual –con las recientes elecciones en Reino Unido o las elecciones para presidente en EE.UU.– adquiere una fuerza aún mayor. Matt nos contó que esta idea surgió a partir de una asociación y nos cuenta un poco también de la historia dentro del álbum:

“Vi un vínculo entre la idea de que tal vez los drones se están volviendo demasiado, que la tecnología se está volviendo muy dominante en el mundo y también en la música, y básicamente junté estas dos cosas en el álbum (…) Usé a los drones no sólo para hacer referencia al ejército, sino para referirme a la idea de no tener emociones, ni empatía y que incluso los seres humanos podemos convertirnos en drones, podemos ser controlados por otras personas, muy fácilmente; en el ejército, en el extremismo religioso. Vivimos en un mundo en el que el extremismo militar y el religioso están coincidiendo y lo que hay en el fondo de esto es gente que ha perdido la fe en sí misma y que están rindiendo sus creencias a alguien que les dice qué deberían hacer.

En el pasado, algunos álbumes han lidiado con los pensamientos conspiracionistas de la gente en la cima, este álbum piensa en quién está en el fondo de esta gente en la que todos podemos convertirnos fácilmente, ser utilizados. Así que el concepto del álbum esencialmente es: yo estoy cantando desde la perspectiva del protagonista, que al comienzo, con “Dead Inside”, perdió la esperanza, perdió la fe en sí mismo, “murió por dentro”. En la segunda canción pasa a un escenario militar de lavado de cerebro y después, canciones como “Mercy” o “Reapers” empieza a contrarrestar estas fuerzas obscuras que están controlándolos, manipulándolos, usándolos. Y después “The Handler” es una canción donde ellos retoman el control de sí mismos, empiezan a creer en sí mismos de nuevo. “Defector” es donde empieza a desertar de los opresores y “Revolt” es donde realmente tiene la confianza para levantarse y decir: “no sólo voy a luchar, voy a inspirar a otra gente a luchar también”. Y después “Aftermath” es reencontrarse con el amor y creer en él. Este álbum tiene una narrativa desde “Dead Inside” hasta “Aftermath” que para mí es una historia y en el final, “The Globalist”, es una especie de epílogo como una historia separada”.

Recientemente, Muse anunció tres fechas en la Ciudad de México, que serán el punto de partida de su nueva gira. Las presentaciones en vivo de Muse son por demás espectaculares, mega producciones de dimensiones gigantes que dejan encantados a todos los asistentes, por lo mismo, es inevitable sentir curiosidad por lo que nos tienen preparado y al mismo tiempo, ver cómo son capaces de superarse a sí mismos con las giras anteriores. Con respecto a esto Matt y Dom nos dicen cómo se sienten de arrancar la gira en nuestro país:

Matt: Estoy muy emocionado. Creo que éste es el mejor disco que hemos hecho así que estoy muy emocionado de tocar estas canciones, todas estas canciones van a ser buenas en vivo y no puedo decir eso de los dos últimos álbums. Estoy más emocionado por tocar este álbum de lo que he estado en los últimos dos o tres.

Dominic: Esos serán los primeros show con toda la producción, haremos algunos festivales en el verano, pero después iremos a lugares techados y es en México donde comenzará y será algo que jamás hemos hecho y creemos que estaremos más conectados con la audiencia.

Ahora sólo queda esperar el resultado final de todo este proceso, tanto del disco en sí, no sólo por tratarse de un álbum conceptual o por la producción, sino también por lo que representa para la banda al tratar de reencontrarse con su sonido y por la carga crítica que han vertido en él, pero también será interesante ver cómo su show en vivo redondea todo lo anterior y para eso habrá que esperar hasta el 17 de noviembre que será la primera fecha en nuestro país y será el inicio de su gira mundial. Drones estará disponible a partir del 8 de junio.

La próxima semana tendremos un video con el detrás de cámaras de esta entrevista a través de Sopitas.com, así que estén pendientes.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook