Tiene poco que surgió una polémica entre Rusia y Eslovaquia, que ha puesto en los reflectores de los medios —otra vez— a la vacuna Sputnik V. ¿Por qué? Pues, el órgano regulador de esos lares aseguró que el lote que le compró a los rusos no coincide con las características de la vacuna que analizó la revista científica de The Lancet.

Y esta noticia implicó un trancazo mediático para Rusia, cuyo gobierno ya le pidió a Eslovaquia que regrese el lote para que pueda ser utilizado en otros países —además de rechazar la información del Instituto Estatal de Control de Drogas del país europeo.

La polémica entre Eslovaquia y Rusia por la Sputnik V

El 1º de marzo, Eslovaquia recibió el primer lote de 200 mil dosis, de dos millones pactadas, de la Sputnik V, pese a que la Unión Europea —o bueno, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA)— aún no da luz verde para el uso de la vacuna rusa.

Este envío fue acordado por el entonces ministro de Salud, Marek Krajci, y el primer ministro Igor Matovic sin consultar a otras instituciones relacionadas con temas sanitarios —quienes se oponían a la compra de las vacunas que aún no fueran aprobadas por la EMA.

Justo por esta razón, allá se armaron los cates que terminaron en la renuncia de estos dos funcionarios y en las dudas internas sobre la vacuna Sputnik V.

sputnik-v-eslovaquia-vacuna
Foto: Getty Images.

Pero eso sólo es el antecedente de lo que viene: más tarde el Instituto Estatal de Control de Medicamentos de Eslovaquia declaró que el lote recibido no era el bueno —o al menos, no tenía las mismas características y propiedades que la versión que fue evaluada por The Lancet.

Ante esta información, la respuesta del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), encargado de la distribución de la Sputnik V, no se hizo esperar.

La respuesta de Rusia

En un hilo publicado desde la cuenta de la Sputnik V en redes, Rusia acusó a Eslovaquia de violar el contrato de la compra-venta de la vacuna.

Una de las consecuencias será la devolución de las dosis que Eslovaquia ya recibió, para que puedan ser utilizadas en otros países.

Además, los rusos acusaron al Instituto Estatal de Control de Medicamentos de probar la vacuna Sputnik V en un laboratorio no acreditado ante la Unión Europea —y de pasó, lo acusó de llevar a cabo una campaña de desinformación en torno a la vacuna.

Foto: Getty Images

¿Eso fue todo? No. Rusia ha pedido que las dosis enviadas a Eslovaquia sean analizadas en un laboratorio acreditado por la Unión Europea, para que no quede duda de sus características y propiedades, ya que aseguró que todas las vacunas (Spuntik V) son de la misma calidad.

Y ya con un mensaje en son de paz, el RDIF dijo que está a la espera de que Eslovaquia resuelva “sus diferencias internas” y en vez de discutir, chambeen juntos contra la pandemia.

Ensayo de Fase III de Sputnik V arroja eficacia del 91.6%: The Lancet

“Las vacunas deberían salvar vidas y no deberían utilizarse en luchas políticas internas y geopolíticas. Juntos somos fuertes”, concluyó.

The Lancet

Ya sólo como contexto, a inicios de 2021 la revista científica The Lancet acreditó a la Sputnik V —en el ensayo de la fase III— con una eficacia del 91.6%, lo que ayudó a Rusia a despejar las dudas en torno a  la vacuna desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya de Moscú.

Hola, soy Lucy Sanabria. Desde 2018 redacto y reporteo para Sopitas.com, con especial entusiasmo en temas de derechos humanos y LGBT+. En 2021 fui parte de la generación de la beca de Periodismo Incluyente... More by Lucy Sanabria

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook