La verdad sobre el mamading, parte 3: Todo fue culpa del demonio

Y el Mamading sigue dando de qué hablar…

La semana pasada les contamos sobre esta práctica surgida en Magaluf, España, donde las mujeres participan en concursos sobre realizar más felaciones a los clientes, con tal de ganarse una barra libre.

En dicha nota incluimos el video de una joven practicándole una felación a 23 hombres ebrios en un bar, dichas imágenes fueron las que detonaron esta rara moda.

Días después nos enteramos que esta chica irlandesa fue engañada, pues ella pensaba que realizaba ese reto para ganarse unas vacaciones. Lo malo es que al final, “vacaciones” era el nombre de una bebida barata, que al final fue el premio que obtuvo por completar el desafío. Tras el video, esta jovencita de tan sólo 18 años se vio envuelta en una gran polémica a nivel mundial.

¿A quién culpar por lo ocurrido? ¿A la sociedad, al alcohol, a la educación, a los medios de comunicación, de Layún? Pues no, el verdadero culpable es el chamuco.

flandersdemonio_s

Finalmente los padres de esta chica aparecieron y dieron unas cuantas declaraciones al diario Mirror, en las que se dijeron destrozados por lo ocurrido pero afirman que perdonan a su hija por lo que ellos definieron como “una travesura obscena”.

Según narraron, la pequeña profesa una profunda fe religiosa:

“Ella es una chica adorable. En realidad ha sido una víctima, un objetivo del demonio”

¡Zas!

Pero no todo está perdido, pues ellos están convencidos de que todo se solucionará.

“Dios se encargará de que recupere su fe y su dignidad, al final puede haber sido una historia positiva. La familia es muy fuerte y está muy unida al Señor. Es una chica encantadora, que simplemente buscaba emoción. La protegeremos en su fe. Las mujeres jóvenes vulnerables se encuentran en el mundo, y cuando van a lugares para la aventura son atacadas”.

Pues ahí tienen, esto del Mamading es obra del mismísimo Señor de las Tinieblas. Ya lo sospechábamos.

*** Vía Mirror