Aunque desde hace meses el mundo comenzó a reanudar la mayoría de sus actividades, esto luego de puntos críticos que hubo durante la pandemia de COVID-19, existen algunos lugares a los que aún no nos late ir por voluntad propia. Y sin duda uno de ellos es el transporte público.  

Independientemente del tráfico y otras calamidades que ya vivíamos antes de que llegara el coronavirus a nuestra vida, el hecho de saber que el COVID-19 se propaga con más facilidad en espacios cerrados nos hace querer evitar el viajar en combis, micros y otros sistemas de transporte que recorremos desde que tenemos memoria.

Este es el lugar del transporte público donde más podrías contagiarte de COVID-19, según un estudio
Foto: Cuartoscuro

Un estudio indica qué lugares del transporte público son más riesgosos ante el COVID-19

Si bien para muchos está la opción de pagar taxis o servicios de transporte en apps, la mayoría de nosotros no tenemos de otra más que ponernos el cubrebocas y pedirle al destino que nos tire paro para evitar contraer el virus mientras viajamos junto a otras 30 personas. Algo que sin duda aumenta nuestro temor de contagiarnos con COVID-19.

Si ese es su caso, parece que un reciente estudio podría ayudarnos a viajar con un poco más de “seguridad”. Y es que investigadores de IBM Research en Europa han dado a conocer cuáles son los asientos del transporte público en donde la gente está más expuesta a los aerosoles que emiten los pasajeros al hablar o exhalar.

Este es el lugar del transporte público donde más podrías contagiarte de COVID-19, según un estudio
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Influyen factores como el lugar donde te sientes en el transporte

Se trata de un modelo que los investigadores del IBM publicaron a través de la revista Physics of Fluids, en donde básicamente estudiaron diferentes escenarios dentro del transporte público y cómo algunos elementos como la humedad, la ventilación y las gotitas de saliva influyen en la propagación del COVID-19. 

El equipo de investigadores descubrió que las gotas de las personas que viajan en las ventanillas del transporte son las que podrían contagiar menos, pues éstas se elevaban más e invaden menos el espacio que ocupan otras personas que viajan con ellos, además de que salen más rápido del lugar.

Combi

El modelo podría ser de ayuda para otros lugares con mucha gente

Lo contrario ocurre con las gotas de saliva que liberan las personas que viajan en el medio del vehículo, las cuales pueden contagiar a más pasajeros que viajen cerca del pasillo gracias a que el flujo de la ventilación en el lugar provoca que las gotitas vayan hacia abajo y aumenten el riesgo de infección.

Este estudio tiene la intención de evaluar y preguntar si los sistemas de ventilación en el transporte público pueden mejorarse para evitar que las personas se contagien al viajar en ellos y también, implementar una misma alternativa en edificios, centros de salud, oficinas, escuelas y centros comerciales. 

Redactora de música, entretenimiento y noticias. Llevo siete años en medios de comunicación y he tenido la oportunidad de conocer, entrevistar y escuchar en vivo a mis artistas favoritas.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook