Para nadie es un secreto que Netflix tiene un montón de series y producciones que traspasan la plataforma. Ejemplos hay y muchos, pero este 2021 solamente podemos hablar de una sola cosa: El juego del calamar (o The Squid Game). Es increíble lo que esta historia surcoreana ha logrado en tan poco tiempo dentro de este servicio, se convirtió en un verdadero fenómeno mundial que le voló la cabeza a millones de personas.

La trama de esta serie es sumamente fascinante, pues se centra en un grupo de 456 personas le entran a un reto en el que podrían ganar una enorme cantidad de dinero y así, cambiar por completo sus vidas. Sin embargo, lo que nadie les ha dicho es que tendrán que superar un montón de juegos que en apariencia son infantiles, de los que probablemente no todos saldrán vivos. Aunque también hay una serie de reglas bastante estrictas que deben de cumplir.

'El juego del calamar' podría convertirse en la serie más vista en la historia de Netflix
Foto: Netflix

‘El juego del calamar’ en… ¿versión mexicana?

Por supuesto que la idea de El juego del calamar nos dejó a muchos con la boca abierta, porque está lleno de violencia y va creciendo conforme avanza cada episodio, e inevitablemente al conocer las historias de los protagonistas nos vamos encariñando con ellos. Sin embargo, estamos casi seguros que al terminar de ver la serie muchos nos hicimos esta pregunta, ¿qué pasaría si esto sucediera en nuestro maravilloso México y con juegos de acá? 

La verdad es que tan solo de pensarlo vienen muchas ideas a nuestras cabezas, pero sobre todo, echamos a volar nuestra imaginación. Es por eso que en esta ocasión, decidimos armar una lista con al menos 10 juegos mexicanos que se nos vinieron a la mente después de ver la serie de Netflix y que por supuesto, consideramos que encajarían a la perfección con este concepto lleno de violencia, traiciones y mucho suspenso, ¿están listos? Ahí vamos.

También puedes leer: ‘EL JUEGO DEL CALAMAR’ Y STEPHEN KING: ¿POR QUÉ DEBES VER LA SERIE DE NETFLIX?

La lotería

Empecemos con algo “sencillo”. Imagínense a los protagonistas de El juego de calamar jugando lotería y marcando cada una de las casillas del tablero con frijolitos. Sin duda sería algo muy interesante de ver, aunque también un poco triste porque si pensamos el concepto detrás de la serie, quizá esa persona que no logre completar su planilla después de gritar la última carta, probablemente termine fuera y sí, colgaría los tenis.

Las sillas

Para el siguiente nivel pensamos en uno de los juegos que no pueden faltar en ninguna fiesta mexicana que se respete, las sillas. Sabemos que es muy divertido quitarle el lugar a los demás e ir quitando sillas para subir la dificultad pero, ¿se imaginan dentro de esta serie? Lo más probable es que conforme avance el juego –y mientras suena la música de Tatiana o Cri-Cri– veríamos morir a los participantes eliminados, ¿alguna vez lo pensaron así?

Pato, pato, ganzo

El juego del calamar nos dejó muy claro que cualquier juego infantil, por más inofensivo que parezca, lo pueden transformar en algo sangriento y hasta cierto punto sádico. Cuando éramos unos retoños jugábamos pato, pato, ganzo en la escuela o con nuestros amigos, ¿pero se imaginan que a la persona que no alcance a llegar al lugar la terminen matando? Sin duda, este es un final que a nadie le gustaría tener.

Burro castigado

Probablemente el burro castigado no se quedó en nuestra infancia –porque por ahí hemos visto quien se anima a jugarlo después de echarse unas copitas–. Sin embargo, pensándolo en este ambiente tan tenso, en el que todo es incierto y las cosas cambian de un momento a otro, quizá este juego sería muy interesante de ver en una serie como El juego del calamar, aunque la verdad no queremos ser los que no puedan saltar al compañero de adelante.

Avioncito

Vámonos todavía más lejos, a uno de los juegos que seguramente hasta nuestro abuelos jugaron en algún punto de sus vidas. Y sí, sabemos que en aquella época donde éramos felices y no lo sabíamos, nos parecía muy divertido, pero luego de ver algo similar en el séptimo episodio de la serie de Netflix –con el puente lleno de baldosas de diferentes tipos de vidrio–, no nos queda la menor de que el avioncito mexicano podría ser parte de este juego tan violento.

Imagen de ‘El juego del calamar’ / Foto: Netflix

Stop

Ah, ¿quién no jugó alguna vez Stop? Al igual que el avioncito, las cosas se ponían entretenidas desde comenzábamos a pintar con un gis –o de plano un pedazo de ladrillo– cada una de las casillas. La idea era sencilla, pero una vez que la persona del centro gritaba “Declaro la guerra en nombre de mi peor enemigo que es…” sabías que la situación sería intensa entre tus cuates, y también consideramos que en El juego del calamar quedaría a la perfección. 

Rayuela

Si algo nos quedó muy claro después de ver El juego del calamar es que cualquier juego es válido, no importa que sea la dinámica más sencilla del mundo, sobre todo luego de que eliminaran a varios participantes jugando a las canicas. Sabemos que la Rayuela no es algo muy bien visto por muchas personas, pero aceptémoslo, es entretenido y probablemente a las mentes macabras que vemos en la serie de Netflix se les ocurra algo interesante con este juego. 

La víbora de la mar

Por supuesto que no podíamos dejar de lado uno de los juegos favoritos de todos los mexicanos, La víbora de la mar. No importa si es en las escuelas o en las bodas con los invitados entrados en copas, muchos nos sabemos de arriba a abajo la dinámica, pasar por debajo de un arco formado por dos personas mientras todos cantan la ya tradicional rola pero, ¿se imaginan esta idea con un toque brutal? Sin duda, sería un reto bastante difícil para los competidores.

Encantados

Al igual que las canicas, los Encantados de alguna manera también los vimos en El juego del calamar, ¿a poco no sintieron algunas similitudes con el primer juego de toda la serie? Ya saben, ese de luz verde, luz roa con la cabeza de muñeca enorme que mató a un montón de participantes. Aunque quizá sea más inocente, este juego mexicano tiene todo el potencial para triunfar si así lo podemos llamar dentro de este entorno violento. 

Bote pateado

Por último pero no menos importante, tenemos un clásico infantil de nuestro país, el famosísimo Bote Pateado. Sí, es muy parecido a las Escondidas, pero lo divertido aquí era que era un tanto más complejo incorporando el ya mencionado bote. Y no sabemos qué opinen ustedes, pero desde el primer episodio de esta serie de Netflix, notamos que hubiera sido interesante ver a los protagonistas entrándole a este juego; aunque quizá, el encargado de buscar a los participantes ahora tendría que matarlos.

El juego del calamar
Imagen de ‘El juego del calamar’ / Foto: Netflix

¿Qué otro juego agregarían a la lista?

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook