La selección de Camerún en Italia 90 es el ejemplo por excelencia del personaje de “caballo negro” en una Copa del Mundo y para ello basta la imagen de François Omam Biyik en el aire.

Décadas antes de que nos sorprendieran los saltos imponentes de Cristiano Ronaldo, Biyik fue un jugador semi-desconocido que se alzó más alto de lo normal e hizo vibrar al mundo tras vencer a Argentina con todo y Diego Armando Maradona.

Camerún llegó a los Cuartos de Final de Italia 90 y fue tal el impacto de aquella mítica selección que el mundo se enamoró de una idea: La del crecimiento del futbol africano.

La profecía de Pelé

Enamorado del futbol de Camerún, incluso Pelé se atrevió a predecir que una selección de África levantaría la Copa del Mundo antes del año 2000. Sin embargo, a pesar de que Senegal y Ghana dieron algunos “chispazos”, la gloria del futbol se quedó entre las potencias.

En las escuadras campeonas del mundo como Francia y Alemania destacan nombres como Zinedine Zidane, Lilian Thuram, Patrick Vieira, Kylian Mbappé, Karim Benzema, Jerome Boateng, Mesut Ozil o Sami Khedira con un común denominador en su pasado: La migración.

Dos africanos ganaron el Mundial antes del año 2000 y aunque no es la historia con la que Pelé, la prensa y la afición soñaban, es la que representa la realidad de este mundo donde 40.6 millones de personas africanas han salido de sus países en busca de mejores oportunidades.

Zinedine Zidane levanta el trofeo del Mundial de Francia 98

Si Mbappé jugara en Camerún

Para el episodio de hoy de Las Cosas que da el Futbol, Sara y Diego platicaron con Manuel Carrasco, quien a pesar de ser un completo escéptico de todo el espectáculo que hay alrededor del futbol profesional, en su tiempo fue también un amante de este deporte.

Manuel dirigió su pasión hacia la música y para este capítulo nos ayudó a analizar la malentendida, malexplicada y maltratada historia de África. Ya no sólo desde el ángulo del futbol, sino de la música y hasta del cine.

No hay blues sin los esclavos que cantaban en las plantaciones. Y no hay bleus sin todas las familias migrantes que han hecho una vida en Francia.

En junio de 2022, Arsené Wenger, el reconocido ex-técnico del Arsenal y actual Jefe de Desarrollo de Futbol Global de la FIFA, dijo que si Kylian Mbappé jugara en Camerún no sería la estrella que es hoy.

Lejos de ser racistas, estas declaraciones —bastante criticadas en su momento— resultan tan ciertas como obvias…

A diferencia de otros jugadores con raíces africanas, Mbappé creció en un país de primer mundo, alejado de la pobreza y en academias de futbol donde desde los 11 años ya tenía visores del Real Madrid al acecho.

No debería de ser un tabú hablar de la desigualdad de condiciones entre naciones ricas y pobres. Por el contrario, el fútbol es una de las pruebas más visibles del impacto positivo que la migración puede tener en un país: Te convierte en campeón del mundo…

El capítulo lo puedes escuchar a continuación con Sara, Diego y nuestro amigo Manuel Carrasco que nos ayudó a ver este caso desde el ángulo musical.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook