Los 10 festejos memorables en la historia de la NFL

La fiebre por la NFL está cada vez más elevada, y es que a menos de un mes de su inicio, la pretemporada nos tiene comiéndonos las uñas de la emoción.

Pero hay una parte que, sin duda, es de lo mejor: los festejos de TD. A lo largo de la historia, hacer una anotación es símbolo de fiestas inolvidables, pero a veces alguno que otro se pasa de lanza.

Es por eso que la Liga decidió multarlos por sus bochornosos actos, aunque a muchos no les importa y acceden al pago. Pero nosotros les traemos esos 10 momentos que pasaron a la historia por dar alegría a los fanáticos de la NFL.

Daunte Culpepper destruye Miami

Luego de su paso de pena con los Miami Dolphins por múltiples lesiones en la rodilla, el equipo con confió más en él y lo dejaron libre. El gigantón regresó al Dolphin Stadium para anotar tres TD’s y dejar en claro que su rodilla estaba de lujo!

El Celular Joe Horn

El ex receptor de los New Orleans Saints fue pionero en las grandes multas por festejos extraños, entre ellos su modelo ícono, el del celular, mismo que le dedicó al QB Aaron Brooks en el Súper Domo:

La mítica postal de Deion Sanders

‘Primetime’ fue uno de los mejores atletas que han pisado un emparrillado. El jugador de defensiva secundaria tenía un bailecito sin igual al momento de festejar anotaciones y ha retumbado a tal grado que en nuestros días sigue siendo imitado:

El golf de Chad

Si hablamos de multas por festejos, el ex WR Chad Johnson en inigualable. Cada semana lo veíamos con una nueva postal, pero la del recuerdo es, sin duda, cuando decidió ‘cambiar’ la NFL por el golf y convirtió el ovoide en bola:

Terrell Owens abdominales

Eso sí, su compañero inamovible de multas por exceso de festejos es Terrell Owens, quien fue uno de los más talentosos receptores pero también indisciplinado implacable. Aquí, les dejamos una ocasión en que prefirió irse a dormir con su almohada, el balón:

Dallas Cowboys receiver Terrell Owens pretends to sleep on the ball after scoring a third-quarter touchdown against the Washington Redskins in their National Football League game in Landover, Maryland November 5, 2006. Owens, who has faced criticism for reportedly falling asleep in team meetings, was penalized for the celebration.  REUTERS/Andrew Cameron   (UNITED STATES) Picture Supplied by Action Images

Como cuando los postes no te aguantan

Randy Moss se ‘limpió’ el trasero en los postes del Lambeau

Este fue uno de los momentos más bochornosos en la NFL. Randy Moss, ex receptor estrella de los Minnesota Vikings, fue al campo de sus rivales, los Green Bay Packers y al anotar hizo lo siguiente:

Chad Johnson y su amor a México

El señor ’85’ se dio un festín glorioso en la NFL, pero nunca olvidó su amor por México. Una de sus grandes postales también tiene que ver con el respeto (aunque no lo crean) y es el que le mostró a nuestra bandera:

Terrell Owens y la humillación a los Vaqueros

En el 2000, ‘T.O.’ pasó a la historia por la peor falta de respeto en un festejo. El señor atrapó un pase de TD de Jeff Garcia con el uniforme de los 49ers y de ‘celebración’ corrió a la estrella solitaria del campo a burlarse del rival.

Acto seguido, el mítico Emmith Smith logró entrar en la zona prometida y de inmediato fue al centro del campo a sanar lo hecho por Owens. Sin embargo, el estelar volvió a anotar y PUUUUM! lo alcanzaron desatando la bronca en el estadio; eso sí, luego de ser tacleado, Terrell se levantó y continuó la burla con su clásica postal:

Típico: anotas un TD y como premio… ¡¡besas a una ‘Vaquerita’!!

David Nelson se voló la barda. El entonces receptor de los Buffalo Bills atrapó un pase de Ryan Fitzpatrick en la zona de anotación y en vez de festejar usualmente como se acostumbra, el señor dejó al mundo perplejo.

El WR corrió hacia las diagonales y mientras todos nos preguntábamos qué haría, el señor le fue a plantar tremendo abrazo a una ‘Vaquerita’ y y le regaló el balón de su TD, en algo que, acéptenlo, los deja con la mega envidia:

No cabe duda que les dejamos festejos de todos colores, amores y sabores, pero para ustedes, ¿cuál fue el mejor?