Después de 47 temporadas, el Oracle Arena ha dejado de ser la casa de los Golden State Warriors. El inmueble albergó su último partido de la temporada en el sexto de la serie entre los Warriors y Toronto, que se coronó al imponerse 114-110.

El Oracle Arena recibió las cinco últimas finales de la NBA y en la serie final de este año vio perder a la quinteta de Golden State en el tercer y cuarto juego, la semana pasada, de modo que el último triunfo que en el Oracle Arena fue el 16 de mayo, en el segundo juego de la Final de Conferencia, ante los Portland Blazers.

Desde 1966, el Oracle Arena se convirtió en la casa de los Golden State, aunque para ese entonces eran San Francisco Warriors y ha sido testigo de cuatro de los seis títulos que tiene la franquicia, el primero en 1975, 2015, 2017 y 2018.

Getty Images

En los primeros dos títulos, en 1947 y 1956, los Warriors jugaban en el Philadelphia Arena, cuando la franquicia jugaba en dicha ciudad bajo el nombre de Philadelphia Warriors.

¿Dónde jugarán los Warriors?

A partir de la siguiente temporada, Golden State volverá a San Francisco, al otro lado de la bahía, para hospedarse en el Chase Arena, que se encuentra a casi 18 kilómetros de distancia respecto a la ubicación del Oracle Arena.

La nueva casa de los Warriors contará con el marcador más grande en toda la NBA y contará con instalaciones para que el equipo entrene dentro de éste, además que contará con más de 18 mil asientos, mil 500 menos que el Oracle Arena.

Su inauguración está programada para el 6 de septiembre, sin los Warriors, pues la nueva arena también albergará conciertos, de modo que Matellica será la banda que le dé el remojón.

En tanto, Golden State jugará su primer partido en pretemporada el 5 de octubre frente a Los Angeles Lakers.

http://instagram.com/sopitasdeportes