Suspendido el árbitro que no expulsó a Nahuel Guzmán

Los errores cometidos durante el partido entre Santos Laguna y Tigres, sobre todo la no expulsión a Nahuel Guzmán, le costaron caro al árbitro Jorge Antonio Pérez Durán, quien fue sancionado por la Comisión de Arbitraje, de modo que no pitará ningún partido durante el fin de semana.

Pérez Duran había llevado el partido entre equipo norteños a buen puerto, sin embargo, su trabajo se manchó con dos jugadas polémicas, una patada de Enner Valencia a la altura del hombro sobre Hugo Rodríguez.

Valencia fue amonestado por el codazo, mientras que la patada pasó desapercibida.

Sin embargo, la jugada de mayor polémica fue la famosa Nahuelada. Durante el segundo tiempo, el portero de Tigres fue obstruido por el joven lagunero Eduardo Aguirre. Sn embargo, el arquero argentino aprovechó la acción para tomar del hombro al atacante albiverde y soltar una patada abajo.

El silbante, según Arturo Brizio, debió amonestar a Aguirre y reanudar con balón a favor de Tigres, pero también debió expulsar a Nahuel por agresión. Como no lo hizo, él fue suspendido para la séptima jornada.

Pérez Durán había pitado en las tres jornadas anteriores, mientras que en la cuarta fecha fungió como parte del equipo de los árbitros que están en el VAR.

Mientras tanto, Nahuel Guzmán podrá jugar sin problemas este sábado en el Estadio Azteca, frente a Cruz Azul, luego de la derrota ante los laguneros y frente al Alianza de El Salvador en la Concachampions.