Harry Potter se convirtió en un fenómeno fílmico a nivel mundial que permaneció poco más de 10 años desde la salida de la primera cinta en 2001 bajo el nombre de Harry Potter y la piedra filosofal. Sus efectos en las audiencias, independientemente de los enormes parques temáticos, ha trascendido de tal forma que a 17 años de esa primera entrega y siete de la última, el personaje de Harry Potter sigue construyendo el imaginario de varias generaciones. Y eso que sólo estamos hablando de los efectos de las producciones cinematográficas, porque en realidad, la saga literaria desde 1997 había puesto al mago como una opción para representar generaciones y convertirse en una figura de la cultura popular para finales del siglo XX.

Los efectos de Harry Potter no son nuevos. Ahora más que nunca con una industria que busca revivir las glorias de historias pasadas, descubrimos el valor de películas que se habían quedado atrás, pero que retoman cierta importancia por el contexto social, político y económico que el mundo enfrenta ahora. Blade Runner, Alien, Mad Max, Jurassic Park, entre otras. Sin embargo, la diferencia entre todas ellas y Harry Potter, es que esta última en ningún momento, ha pasado al recuerdo. Y volvemos al mismo tema: no se trata de parques temáticos, videojuegos, convenciones y obras de teatro, sino de que su figura permanece como un elemento orgánico.

Sí, parte de esa permanencia en la mente de las audiencias se debe al resurgimiento de las producciones fílmicas con la franquicia de Fantastic Beasts, cuya primera entrega salió en 2016 y este 2018 (16 de noviembre), trae su segunda parte. Pero en realidad, Harry Potter por sí mismo, y con la filosofía aplicada en cada novela de J. K. Rowling, construyó un espacio que ni Katniss Everdeen, Beatrice Prior o cualquier otro personaje juvenil ha logrado en más o menos tiempo.

Por eso y aprovechando el estreno de Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald, les dejamos el ranking de mejor a “no tan buena” (por no decir peor porque ninguna lo es) de todas las películas que pertenecen al universo de Harry Potter y J. K. Rowling:

Las reliquias de la muerte. Parte 2

Por supuesto, en primer lugar debía aparecer la segunda parte de Las reliquias de la muerte. Esta cinta, igual que su primera parte, es sumamente oscura, pero expresa ya en acciones (de los personajes) todo lo que se presentó como ideas y conocimiento en la Parte 1. Independientemente de lo bien lograda que esté la producción y la agilidad de los guionistas para “resumir” una historia tan larga en algunos cuadros, la segunda parte de esta adaptación representa uno de los puntos máximos para la mayor parte de los personajes, no sólo para Potter, quien siempre se mantuvo en el centro de toda la historia. Y si nos piden un punto más, lo único que podemos decir es Severus Snape. La escena en la que Harry Potter lleva las lágrimas de Snape al pensadero en la oficina de Dumbledore resume el concepto central de todo el universo de Rowling…

Las reliquias de la muerte. Parte 1

Una película dividida en dos es mucho más complicada de analizar, y más si consideramos que esa primera parte sirve como una forma de preparar a las audiencias para que en la segunda entrega se resuelva todo. Muchos lectores y fanáticos de las películas consideran que la primera parte de Las reliquias de la muerte no es una adaptación tan clara; sin embargo, es la prueba de qué es lo que viene y cómo es que se va a resolver todo el asunto entre Harry, los horrocruxes y Voldemort. Y es por eso que la Parte 1 merece un lugar mucho más importante: es oscura, la más oscura de todas; el ritmo de la cinta es lento pero adecuado para plantear los problemas; es sentimental y de aquí derivan muchas cosas determinantes para Harry Potter y las decisiones que toma en la Parte 2.

El prisionero de Azkaban

Gary Oldman juega un papel principal en la aparición de El prisionero de Azkaban en los primeros lugares de cualquier ranking. El personaje de Sirius Black se convierte en el protagonista de la tercera entrega cinematográfica, la cual fue llevada por el director mexicano, Alfonso Cuarón, y trajo muchos cambios tanto en la estructura del guión, la narrativa del filme e incluso los escenarios. Cuarón, por decirlo de alguna manera, leyó los libros e imprimió cada mínimo detalle en la película, y las audiencias percibimos un cambio drástico, pero sutil, hasta en los personajes. Estos cambios eran necesarios considerando que los tres protagonistas (Harry, Hermione y Ron), iban creciendo y eso no se puedo ver de forma tan objetiva entre las dos primeras. En realidad, esta fue la entrega que determinó la narrativa que siguieron las otras cinco películas y le dio el toque oscuro que la historia ameritaba. La película estuvo tan bien lograda, que pocos notaron la diferencia entre el trabajo de Chris Columbus y Cuarón, hasta el cambio de actor para Dumbledore.

El príncipe mestizo

El puesto que ocupe cada cinta dependerá de los gustos de cada persona y su acercamiento a cada una de las entregas. El príncipe mestizo, por ejemplo, tiene un efecto mucho más personal en las audiencias por la muerte de Dumbledore y las reacciones que Harry Potter presenta con los demás. Sin embargo, si nos hemos de ir a lo universal de la cinta, la sexta entrega de la franquicia es la que más contrastes presenta en la historia. Las reliquias de la muerte son enteramente oscuras y dramáticas mientras las primeras dos, casi tres, juegan con lo cómico. El príncipe mestizo va de un lado a otro sin perder el sentido de la serie de películas. Las conversaciones, ahora que los personajes van creciendo hacia una etapa distinta, pueden ser graciosas y hasta ridículas. Pero en algún punto, las cosas se ponen demasiado tensas, oscuras y dramáticas, como la historia lo amerita.

La piedra filosofal

Si de nostalgia se trata, La piedra filosofal debería ir en los primeros lugares, no los últimos. Sin embargo, y por ser la primera, se trata del ensayo y error de las producciones con errores que se repitieron en la segunda, pero terminaron en la tercera. Pero para ser justos, entre la acción y la reacción, esta primera película salió triunfante, y la prueba es que a 17 años de su estreno seguimos hablando de ellas y construyó la base de todo un grupo de seguidores que se mantienen con la nueva serie del universo de Harry Potter. La piedra filosofal es tierna, divertida, impresionante para quien la vio en 2001 y nostálgica para quien regresa a verla. Pocas películas no sólo de la franquicia, sino del cine en general, logran permanecer de esta forma y más dentro de un género de fantasía que con lo años mejora sus contribuciones tecnológicas, pero no siempre narrativas o creativas.

Animales Fantásticos y dónde encontrarlos

A cinco años de la salida de la última entrega, llegó en 2016 el principio de una nueva etapa en el universo de Harry Potter a través de Newt Scamander, interpretado por Eddie Redmayne junto a nuevos personajes. La historia de Animales Fantásticos se fue muchos años atrás de que comenzara la trama de Harry Potter, y pesar de que esto representa un riesgo para la presentación de un eje totalmente nuevo pero con el mismo estilo y apego a las primeras, esta nueva saga salió victoriosa gracias a los efectos especiales, la construcción de los personajes principales, el regreso de un mundo de magia que nadie quiso que se terminara y la promesa, es justo decirlo, de volver a ver a Dumbledore en un contexto completamente nuevo.

La Orden del Fénix

Siempre hay algo bueno qué decir de las películas de Harry Potter. Pero La Orden del Fénix es de las primeras que presentan más elementos negativos que buenos en su estructura desde el guión hasta la dirección. Quizá este cambio tan brusco de la cuarta a la quinta, se deba a la salida de Steve Kloves como guionista, la llegada de Michael Goldenberg y el regreso de Kloves para El Príncipe Mestizo, la cual utilizamos también como punto de comparación. Esta quinta entrega es una de las más aburridas a pesar de la fuerza de un personaje como Dolores Umbridge y la incursión total de la importancia del Ministerio de Magia.

El cáliz de fuego

El príncipe mestizo, como mencionamos, es una película que presenta los dos contrastes de un drama que, sin demeritar la historia, es adolescente. La cinta que le hace segunda en este aspecto, cargándose más hacia un lado, es El cáliz de fuego con la primera presentación de Harry, Hermione y Ron dentro de un mundo que apenas descubre su sexualidad y las posibilidades de la misma. Y esto, sin considerarlo como un elemento evidente, la hace divertida para las audiencias. Y por supuesto, también está el drama, el cual alcanza su punto máximo con el regreso de Voldemort y la muerte de Cedric Diggory. Esto es lo que le da a la quinta película de la franquicia, La Orden del Fénix, los elementos más rescatabales de su historia y producción, y aquí también reside la importancia de esta película: soporta y le da un eje central a la que sigue, cosa que no sucede con los otros seis filmes.

La cámara de los secretos

Esta es la película más larga del universo de Harry Potter, y no se justifican tanto… o quizá lo aceptamos por la llega a la historia de Dobby, un personaje sumamente complejo en su forma y que resultó, de forma sorpresiva, determinante para la construcción de un final que dejó satisfechos a todos. Igual que la primera, y como mencionamos, La cámara de los secretos fue un ensayo y error que si bien presentó la fantasía del mundo de magia de Rowling, también dio paso a que se diera la verdadera transición que formuló todo el concepto que le siguieron las otras seis cintas.