destacada skwinkles trabajos raros del mundo Mientras Tanto

5 trabajos súper raros que no sabías que existían y vale la pena celebrar

¿Qué tal te caería ser un catador profesional de colchones de lujo? ¿Te imaginas que te pagaran, literalmente por dormir? Wow...

Ser distinto es lo de hoy; gracias a aquellos “raros” que se dedicaron a desafiar las reglas y apasionarse por lo que más les gusta, son aquellos que están cambiando nuestro mundo, si eres de esos que simplemente se dedican a hacer lo que más les gusta, sin importar lo que digan los demás, muchos te llamarán “raro”, pero nosotros decimos que más bien eres único.

Dicen que “cuando te diviertes en tu trabajo, entonces no es trabajo”, porque básicamente te pagan por hacer lo que te gusta y apasiona. ¿Te imaginas que en vez de llegar a una oficina a terminar los reportes del Licenciado Valeriano, te dedicaras a probar golosinas o a dormir todo el día para fines científicos?


UUUUY, ¿pues así cómo no disfrutar una chamba? Y hasta este punto te dirás, “eso no existe ni en los mejores sueños guajiros”, pues déjanos decirte que tal vez estés un poco equivocado, ya que aunque usted no lo crea, hay chambas para los que se requieren talentos muy especiales. Piénsalo así: la gente regular, común y corriente que no se arriesga y no abraza su ‘rareza’, realmente nunca sobresale ¿o sí? Así que si tienes un talento distinto ¡celébralo! que podrías estar haciendo alguna de estas chambas exóticas:

1.- Testeador de olores

¿Te has puesto a pensar cómo le hacen las marcas de desodorantes para decir “listo, este es el bueno”? Pues sí, oh sorpresa: detrás de eso hay alguien tuvo que trabajar como testeador oliendo axilas hasta que el desodorante funcionó. Pero, se imaginan? “*Huele profundamente* Ah jijooooo… todavía no, todavía le falta más esencia de lavanda, amigos, ahí les encargo“. Pero vaya, se dice que es bastante bien pagada –pos ni modo de que no– pues estos valientes testeadores llegan a cobrar hasta más de 30.000 euros al año.

2. Catador de colchones de lujo

Dormir es uno de esos placeres que todos queremos que sean duraderos y si eres uno de esos flojillos que les dan las 10am y sientes como que la cama te abraza y nomás no quieres levantarte para ir a chambear, pues este trabajo es para ti: catador de colchones de lujo.

Imagínate que los colchones solo se fabriquen y no haya nadie que apruebe, realmente, si son cómodos o no. Además ¡imagina todo los tipos de colchones que hay! Por supuesto, no es un trabajo que se le pueda adjudicar a una máquina y que no es para cualquiera, por eso decimos ¡gracias! Tiene su complejidad, pues una buena cama es una difícil decisión de todo adulto que se respete.

3.- Probador de toboganes

Así es; por más loco que suene ¡tiene mucho sentido! Antes de que abran un juego, alguien necesita probarlo y asegurarse de que todo es diversión, risas, flores y buenos momentos; nadie quiere una tragedia en sus vacaciones. Básicamente el trabajo consiste en que una persona va arriesgando el físico, de ciudad en ciudad, probando toboganes de agua. Seguro es un trabajo riesgoso, pues no es cualquier cosa, pero ¡oigan! alguien tiene que hacerlo.

4.- Catador de dulces golosinas

¿Amas con locura y pasión los dulces? ¿Eras (y sigues siendo) de los que se abalanza y acapara todos los dulces de la piñata? Ser catador de golosinas es lo tuyo. Imagínate tener que pasar el día comiendo paletas, chocolates, Skwinkles. 

Cabe destacar, que no nomás se trata de comer dulces todo el día, sino de tener la habilidad de identificar mejoras, y áreas de oportunidad de las golosinas, para así, dar un punto de vista objetivo para el mercado.

5.- Acurrucador profesional

Tan necesitados y faltos de amor estamos los humanos, que en los últimos años se ha venido instaurando un nuevo empleo: acurrucador profesional. Sí, sí, así como lo lees, y tú regalando abrazos de a grapa. La agencia The Snuggle Buddies recluta personas para que ayuden a otras a superar los problemas de baja autoestima, calidad de sueño y hasta problemas cardiovasculares mediante abrazos y arrullos. 


Sin duda alguna, estos trabajos son uno en un millón, y no todos los días se ve algo así. ¿Conoces a alguien con un empleo que lo haga único? Cuéntanos por acá, porque estamos ansiosos de escuchar su historia. 

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)