Desde pequeños, nuestros padres nos enseñaron que mentir era algo malo y que no debíamos hacerlo bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, dicen por ahí que el fin justifica los medios, y el único chance que teníamos de mentir a diestra y siniestra era en los trámites para conseguir una beca, en donde en más de una ocasión aseguramos tener una vida peor que la de María la del Barrio, con tal de conseguir algún apoyo económico.

No te hagas, que bien que sabes de qué hablamos. Ya fuera que dijeras mentiras “pequeñas” de que no tenías internet en casa o sólo había un cuarto y ahí vivían todos, hasta el afirmar que tu casa es de lámina y que no contabas con servicio de agua potable (cuando en realidad tenías hasta laptop y videojuegos recientes), la mayoría dijo alguna que otra mentira en su solicitud. Y quien no lo haya hecho, que arroje la primera piedra.

En caso de que tú finjas demencia y digas “no es cierto, no sé a qué se refieren” acá les dejamos 16 ejemplos de cosas que llegaste a decir (o dirás, si aún puedes hacerlo) en tu solicitud para conseguir una beca, los cuales van ilustrados con el meme del momento: el de la mujer que aparenta estar triste pero que por dentro está sonriendo (igual que tú cuando te cancelan una cita a la que no querías ir).

Pero bueno, basta de hablar y pasemos a los memes, que es por lo que vinieron:

¿Cuál de todos estos recursos utilizaron?