El sistema judicial en México pone entre la espada y la pared a muchos de sus ciudadanos. Por un lado, porque tenemos que esperar a que las autoridades hagan cuando se trata de algún delito, cosa que no siempre sucede o no como muchos esperaríamos. Y por el otro, por el hecho de que podría salir demasiado caro el hacerse justicia por su propia mano.

Justo eso le sucedió a Lucio Yáñez García, un señor de 74 años de edad que actualmente se encuentra en el penal de Chiconautla, en el Estado de México, luego de que hiriera al asaltante que le quiso robar su violín, un instrumento que desde hace años le ayudó a ganarse la vida cuando llegó a vivir a Ecatepec hace aproximadamente 22 años.

Foto: Captura de pantalla

El señor Lucio es un indígena tepehua proveniente de Hidalgo, que decidió venir a la zona metropolitana del Valle de México para poder ganarse la vida. Sin embargo, al no saber leer ni escribir, el señor Yáñez García tuvo que trabajar como ayudante de albañil. Años después, cuando su cuerpo comenzó a resentir los cambios de la edad, el señor Lucio comenzó a salir a las calles a tocar sones huastecos con su violín, a cambio de unas monedas.   

Así lo hizo durante varios años hasta que el 13 de febrero de 2019, un día antes de San Valentín, la vida del señor Lucio dio un giro de 180 grados cuando un sujeto lo intentó asaltar en las calles de Ecatepec, uno de los municipios más inseguros del Estado de México. “Me jaló mi violín y como no se lo quería yo dejar, sacó la pistola y me dio un cachazo en la oreja. Yo lo tengo reventado mi oreja“, comentó el señor en un reportaje para Noticieros Televisa.

Captura de pantalla

El señor detalló que ante su desesperación por quedarse sin su herramienta de trabajo, tomó un cuchillo de un puesto de tacos que se encontraba en el lugar e hirió al asaltante. “Lo alcancé a picar. Fue un momento repentino que, pues yo con el coraje considero que me defendí”, menciona. Sin embargo, al final el hombre se llevó su instrumento musical y él, fue acusado por el delito de lesiones.

El señor Lucio fue sentenciado a dos años de prisión y se le fijó una fianza de 4 mil 666 pesos, la cual no pudo pagar al no tener a nadie que lo apoye económicamente y misma razón por la que en la actualidad se encuentra recluido en uno de los penales más peligrosos del Estado de México. 

Foto: Captura de pantalla

Los vecinos de Lucio Yáñez García afirman que en los más de 15 años que llevaban conociéndolo, nunca tuvieron problemas con él, ya que no es una persona problemática. Adela Alvarado, una de las vecinas del señor Lucio, ha sido la única que lo ha intentado ayudar, aunque las circunstancias económicas no se lo han permitido del todo.

“Cuando yo fui a quererlo sacar me pidieron una cantidad que yo no la tengo, yo apenas estoy empezando así con mi negocio, pequeñito. Y así voy apenas empezando”, relató la mujer al noticiero, detallando que eran ya 45 mil pesos los que la abogada que lleva el caso le pidió para poder sacar al señor Lucio de la cárcel. “La verdad yo no los puedo juntar como para irlos y darlos y poderlos sacar”.

Lo único que ha podido lograr Adela es llevarle otro violín a Don Lucio, el cual el señor toca dentro del penal de Chiconautla para poder ganarse algunas monedas y sobrevivir en la prisión, una donde este hombre representa una cifra más de personas inocentes que, al no poder defenderse ni tener recursos para hacerlo, pasan la vida encerrados esperando que un día la libertad, que nunca debieron perder, se les vuelva a otorgar.

Foto: Especial