Quizá el nombre del lugar le sea familiar para algunos, pues la sucursal lleva operando durante tres meses aproximadamente. Sin embargo, lo que destacada de “El sueño de Frida”, una cafetería ubicada en la alcaldía Tlalpan de la CDMX, es que atendida en su totalidad por 13 jóvenes con Síndrome de Down, quienes se encargan de cocinar, atender y limpiar el local.

Foto: Facebook El Sueño de Frida KAHFÉ

Este establecimiento es el resultado de un convenio que hace tiempo se realizó entre la Fundación Mosaico Down –que brinda apoyo para que personas con Síndrome de Down y bajos recursos puedan asistir a clases y tener actividades extracurriculares– y el Instituto Mexicano de Gastronomía, gracias al cual nació la carrera técnica en gastronomía, que cuenta con una duración de cuatro años.

Si bien ese era un gran paso para los alumnos con Down que estaban interesados en el mundo gastronómico, pronto los académicos se dieron cuenta de que en el mundo laboral sus estudiantes eran rechazados. “A la mitad de la carrera en gastronomía nos dimos cuenta que no querían aceptarlos en algunos espacios para que hicieran sus prácticas profesionales. Quienes los aceptaban, se desesperaban, dijo Alejandro Salmerón, coordinador de desarrollo de la fundación, al diario Reforma.

Foto: Facebook

Fue por eso que tanto la Fundación Mosaico Down y el Instituto Mexicano de Gastronomía tuvieron la idea de impulsar un servicio con el cual los alumnos de la carrera pudieran practicar lo que han aprendido durante casi cuatro años. Sin embargo, aún estaba pendiente el asunto de a dónde entrarían a trabajar una vez que éstos se graduaran de la carrera.

Así surgió la iniciativa de crear un negocio propio, que aunque primero se planteó como un restaurante, al final se tomó la decisión de que fuera una cafetería con carta única. El establecimiento lleva el nombre de Frida por Frida Kahlo, pintora mexicana cuya obra y vida inspiró a los jóvenes que hoy cuentan ya con un trabajo establecido. 

Foto: Facebook.

Frida Kahlo representa en sus obras esperanza, si bien hay mucho dolor detrás, hay mucha esperanza, y nuestros chavos están llenos de esperanza de que los incluyan, que los respeten, que sea una sociedad mucho más inclusiva y, sobre todo, más humana dijo Salmerón al diario, quien detalló cómo trabajar aquí le ha cambiado la vida a los jóvenes con Síndrome de Down.

La cafetería se encuentra ubicada en la calle de Tizimín, esquina con Hopelchén, colonia Héroes de Padierna, alcaldía de Tlalpan, en la Ciudad de México, y cuenta con desayunos, postres, bebidas frías y calientes. Sin duda, un lugar en donde la inclusión, amor y respeto para las personas con Síndrome de Down y discapacidad intelectual, se convierten en el platillo principal de la carta.

Foto: Especial