Para algunas personas, la mente de un gato es un completo misterio, ya que muchas de sus acciones parecen inspiradas por ideas caóticas e impulsos locos. Es poco lo que sabemos acerca de los gustos de estas criaturas, ya que no sólo suelen llevar estilo de vida casi nómada, sino que prefieren realizar sus hazañas durante la noche.

Obviamente, hay algunos especímenes que prefieren quedarse en casa y pasar la noche con sus amigos humanos. Este tipo de felinos es más fácil de estudiar, porque casi todas sus locuras suceden dentro del hogar, ya sea a escondidas o frente a los ojos de las personas que les dan de comer.

¿Qué hace tu gato mientras duermes?

Esta pregunta ha pasado por la mente de muchas personas, sobre todo aquellas que comparten su dormitorio con los gatitos. Tal vez por esa razón es que un sujeto instaló una cámara, demodo que pudiera monitorear toda clase de cosas extrañas que hacía su mascota mientras él descansaba.

Nuestro muchacho es originario de Tailandia y, como evidentemente cuenta con mucho tiempo libre, decidió realizar su experimento. El resultado, aunque parece muy normal si tomamos en cuenta la personalidad que tienen los gatos, nos hizo comprender por qué la gente siempre se ríe de la forma en que actúan con sus humanos más cercanos.

Gato grabado mientras su dueño duerme

Gato grabado mientras su dueño duerme

Gato grabado mientras su dueño duerme

Gato grabado mientras su dueño duerme

Gato grabado mientras su dueño duerme

Ya saben, como si no importara nada más que sus propias necesidades.

Como pueden ver, este es un ejemplo del típico gato cariñoso que usa a su dueño como almohada. Las imágenes no sólo demuestran que estos animalitos tienen su lado tierno, porque también muestran su instinto protector. Uno que además exhiben con cara de que están amenazando al peor de sus enemigos.

Gato grabado mientras su dueño duerme

Sería interesante que más personas colocaran cámaras en distintas zonas de su casa, únicamente para poder analizar el comportamiento de los felinos. Tal vez el único lugar peligroso sería la azotea, ya que usualmente es usada para organizar peleas gatunas que, aunque no lo crean, harían ver a la filmografía de Jason Statham como material infantil.