Música
Foto: Getty

La historia del romance que inspiró “Good Riddance (Time Of Your Life)” de Green Day

Ahora en 'Detrás de la Canción', echamos un vistazo al romance (y corazón roto) que inspiró la canción de Green Day "Good Riddance".

El compilado musical de Green Day es enorme y aborda todo tipo de estilos musicales. La banda se inició en el punk rock hacia finales de los 80 y a medida que pasaban los años, poco a poco experimentaban con nuevas influencias melódicas. De repente, no todo era solamente guitarras enérgicas.

Bajo esa idea, hay un punto exacto de quiebre en el que el grupo se vio inmerso para tratar con sonidos más suaves y dejar por un momento las estridencia. Esa arriesgada apuesta sería en 1997 “Good Riddance (Time Of Your Life)”, canción que acercó a la tercia comandada por Billie Joe Armstrong hacia texturas mucho más acústicas -y un éxito sin precedentes-.

Green Day. Foto: Getty

Dicha rola, una infaltable del repertorio de los californianos, no solo marcó un momento importante en las aspiraciones musicales de Green Day; también alberga la historia de un amor fallido que le enseñó al vocalista el sentido efímero pero entrañable de la vida.


Green Day, el éxito y el punto de quiebre

Si hiciéramos un repaso por la discografía noventera de Green Day, sería inevitable darse cuenta de cuáles eran sus raíces y hacía donde se dirigían en medio de una época dominada principalmente por el grunge en su primera mitad, y asediada por el britpop en la parte restante. Apartada del ‘Sonido de Seattle’ y evidentemente alejada de la sofisticada ‘arrogancia musical’ de la Gran Bretaña, se gestaba una escena musical más en California.

El trío de Billie Joe, Mike Dirnt y Tré Cool fue una de las bandas a las que se le atribuyó a mediados de los 90 el resurgimiento del punk rock, esto junto a otros grupos como The Offspring, NOFX, Rancid, Blink-182 y más. Cada uno tenía su estilo particular y de entre todos ellos, Green Day explotó mejor sus recursos, sobre todo en 1994 cuando llegó Dookie.

Portada de ‘Dookie’. Foto: Reprise Records

Así, la banda conseguía el éxito masivo en todo el mundo, eso sí, sin abandonar el sonido de las guitarras estridentes y la energía del estilo que profesaban desde que comenzaron sus carreras. Lo mismo pasó en el 95 con Insomniac y para 1997, parecían tomar el mismo camino con Nimrod… pero no fue del todo así. En este último álbum, se gestó un punto de quiebre en lo que respecta al estilo musical de la banda, quienes incluían por primera vez una balada acústica. Sí, esa mera es “Good Riddance (Time Of Your Life)”.

Encontrando una oportunidad para introducirla

“Good Riddance” salió hasta 1997, pero de hecho era una canción que el vocalista ya había terminado de escribir para 1993. “La canción completa estaba terminada, pero no pensé que fuera para Green Day en absoluto, dijo Billie Joe Armstrong a Rolling Stone en 2020. Aún así, cuenta la leyenda, el cantante mostró el track a los demás miembros de la banda y al productor Rob Cavallo en las sesiones de grabación de Dookie. Sin embargo, el consenso general del equipo fue que la canción no encajaba con el estilo frenético del disco.

La rola corrió la misma suerte en la siguiente intento y fue relegada básicamente bajo el mismo argumento. “Luego, cuando estábamos haciendo Insomniac, hice una demostración, pero tampoco era adecuada para ese álbum, recuerda Billie.

Green Day. Foto: Getty

Pues bien, la tercera fue la vencida. El tema acústico de Green Day encontró cabida hasta Nimrod de 1997, un material discográfico que mantenía la fuerza y la energía de sus predecesores, pero que ahora podía darse el lujo de experimentar con algo fuera de lo común.

Rob Cavallo ahora sí estaba de acuerdo en incluirla. “Me dije a mí mismo: ‘¿Sabes? Lo que esta canción necesita son cuerdas'” dijo el productor en referencia a los sutiles violines que se escuchan en la mezcla final. Él le comentó a la banda sobre ese minúsculo arreglo musical y estuvieron de acuerdo. “Ellos dijeron: ‘Bueno, vamos a intentarlo, maldita sea'”, recuerda Cavallo en el libro biográfico de la banda Nobody Likes You.

Rob Cavallo. Foto: Getty

También puedes leer: LA HISTORIA DEL EMOTIVO RECUERDO QUE INSPIRÓ “CIRCUS” DE ERIC CLAPTON

El romance que inspiró la canción de Green Day

Durante aquellos primeros años de la década de los 90, Billie Joe Armstrong sostenía una relación con una chica llamada Amanda. Ella, según se sabe, era una feminista activa que constantemente se encontraba persiguiendo causas sociales. El vocalista de Green Day estaba perdidamente enamorado de esta chica.

Sin embargo, Amanda iba a continuar su vida académica en Sudamérica. Así, este rompimiento inspiró la composición de “Good Riddance”, claro además de una fiestecilla a la que el vocalista fue en aquellos complicados momentos, como lo cuenta a Rolling Stone:

Era para una novia que se mudaba a Ecuador. Fui a esta fiesta en una casa en Berkeley, donde los estudiantes universitarios pasaban una guitarra acústica y cantaban… Recuerdo haber dicho: ‘Oh, viejo, debería intentar hacer una canción acústica’, así que escribí esa canción sobre ella y el final de nuestra relación… Me había tatuado su nombre, y luego tuve que cubrirlo, eso es todo… [Good Riddance] Se trata de intentar estar bien y aceptar que, en la vida, las personas van en diferentes direcciones. Esta fue una dirección tremendamente diferente: me estaba preparando para salir de gira y promocionar a Dookie, tenía un sencillo en la radio y todo estaba empezando a suceder. Ella se estaba mudando a Ecuador para continuar sus estudios y vivir allí con una familia. La gente entra en tu vida y es maravilloso, pero parecen salir de tu vida tan rápido como entraron. De eso se trata la canción…

El legado

La historia con Amanda, aparentemente, inspiró otras canciones más como “She” (Dookie, 1994), “She’s A Rebel” y “Whatsername” (American Idiot, 2004), pero sin duda la más significativa fue “Good Riddance (Time Of Your Life)”. El tema acústico por excelencia de Green Day eventualmente apareció para musicalizar series como Seinfeld y el drama médico E.R.

También, y es válido decirlo, abrió la brecha para que la banda siguiera experimentado con pistas de corte más suave en el futuro como lo fueron “Wake Me Up When September Ends” o “21 Guns”. Hoy en día, a casi 25 años de su lanzamiento, es la canción con la que recurrentemente el grupo cierra sus shows. Pues bueno, esa es la historia detrás de este clásico noventero nacido de un rompimiento.

Green Day. Foto: Getty

Top Relacionadas
:)