Lynn Fainchtein / Getty Images

Lynn Fainchtein nos platica acerca de la música que acompaña a ‘ROMA’

ROMA es la obra maestra de Alfonso Cuarón, pero a diferencia de muchas grandes películas, ROMA sobresale por tratarse también de una expresión personal del pasado, de todos los elementos que construyeron al individuo, de su memoria y, por ende, su imaginación. Sin embargo, no sólo se trata de una construcción única del director, sino de todos aquellos que formaron parte de su vida, sobre todo Libo Rodríguez, su nana y la musa que inspiró este filme.

Representada a través de Cleo, ROMA lleva a las audiencias por un viaje visual y sonoro que exalta la cotidianidad de una vida que parece intrascendente, de una ayudante doméstica que se convierte en el vínculo principal de una familia de clase media, pero que al mismo tiempo sirve la comida y limpia la casa. Ese contraste de una historia común, porque todas, incluidas las nuestras la presentan, es lo que hace de ROMA una obra a considerar: porque no hay nada extraordinario más que la vida misma.

‘ROMA’ de Alfonso Cuarón y la maestría que comprueba que el cine es humano

Alfonso Cuarón durante la filmación de ‘ROMA’.

Pero, afortunadamente, no sólo es la historia, sino el dominio del lenguaje cinematográfico por parte de Cuarón, el cual se hace evidente en la fotografía (lo primero que se percibe) y el sonido, un elemento que parece secundario pero que en un filme tan personal y tan de memorias, toma cierta relevancia relacionada con la narrativa.

Para abordar más sobre este tema, tuvimos la oportunidad de platicar con Lynn Fainchtein, el genio (compartido) que estuvo detrás de la parte musical de ROMA, quien ayudó a Cuarón a construir una película que, como dijo ella, “sólo le falta oler”.

Todo fue una referencia para construir el soundtrack de ROMA. Hicimos un research muy grande, de mucho tiempo que incluía música, por supuesto, pero también imagen de archivo, de qué es lo que estaba en la televisión en el canal 5 y 4, lo que en ese entonces salía en el canal 8. De qué sonaba en las estaciones de radio de música clásica, popular, juvenil”.

ROMA, como un filme de lo cotidiano, no presenta música incidental. Nadie se levanta o va al trabajo con música de fondo especial para ese momento, pero sí con unos audífonos o la radio del camión de fondo. ¿Y qué es lo que se escuchaba en los 70? Leo Dan, Rocío Dúrcal, Juan Gabriel, Rigo Tovar, Acapulco Tropical…

Roma

Dividimos la música en la casa. Había música para la cocina, música que sonaba en el cuarto de los papás, en la sala, en el cuarto de los niños, los radios que había en todas partes y lo que sonaba para cada quien. Checamos los hit parade de la época para ponerlos en la hora y el momento en que Alfonso los quería. No necesariamente correspondió de forma exacta, por ejemplo, la canción de Juan Gabriel en Radio 1000, pero sí sonaba en esta estación”.

En varias entrevistas, Cuarón ha hablado sobre la réplica, más que reconstrucción, de los escenarios de ROMA: así era el librero de la sala, el despertador de Cleo, el auto de su mamá y los asientos designados a la hora de comer. Lo mismo sucedió con las canciones seleccionadas para el filme.

La música la ubicamos en los espacios de la casa, en el contexto de Alfonso Cuarón. Por eso escuchas al principio a Cleo cantando a Leo Dan (“Te he prometido”), porque era su radio. Y la música la va acompañando, luego se escucha arriba a José José o Juan Gabriel, luego tienen a Rigo Tovar cuando hacen ejercicio”.

De esta forma, la música se convierte en parte del escenario y un protagonista circunstancial como lo es el mismo Cuarón en su cinta: “Así como contribuyen los coches, las casas, muebles, la hacienda, contribuye la música… Todo eso tiene un soundtrack. Cleo tiene un soundtrack, los papás tienen un soundtrack, los niños, el coche también. Por ejemplo, cuando entra el coche y se escucha la pieza de la Sinfonía Fantástica es porque viene oyendo la XLA, que es la estación de música clásica”.

ROMA también es una película de puros contrastes que se definen con la música. Hay una escena en el filme en el que la familia celebra Año Nuevo en una hacienda, y el director nos da la oportunidad de ver también cómo celebran los trabajadores del lugar, la servidumbre. Los detalles de su entorno, los cuales incluyen la música de los de arriba y los de abajo, literal. El contraste tan fuerte que vemos entre ellos, su entorno y su fiesta y la que sucede arriba cuando están bailando ‘Corazón de Melón’. Ese contraste que nosotros no conocemos pero existe, el vínculo tan grande con la gente que limpia nuestras casas, cuida nuestros hijos, nos cuidan a nosotros, nos hacen de comer. Y todo eso está reconstruido sonoramente a la par que se reconstruye visualmente la película”, comentó.

Checa el tráiler de ‘Cold War’, la enemiga de ‘ROMA’ para los premios Oscar

‘ROMA’ de Alfonso Cuarón.

ROMA rondaba la mente de Cuarón desde hace más de 10 años y fue hasta ahora que decidió hacerla. ¿La razón? Podría ser miedo o la conciencia por parte del director de que “entraba en un universo totalmente desconocido porque, en realidad, es muy diferente a cuando entras en un proceso de creación”, comentó en entrevista para Sopitas.com. Y está también la parte más determinante de lo visual y lo sonoro, de todo el proceso de producción: que no se trata de creatividad, sino de un ejercicio de la memoria que no siempre va a ser fiel, que hay sentimientos de por medio y olvido. Entonces, ¿cómo fue reconstruir el pasado musical a nivel personal?

“Poco a poco lo fuimos trabajando juntos (con Cuarón) conforme me contaba la película. Acuérdate que trabajamos sin guión, nos iba diciendo a todos lo que sucedía. Entonces, en las juntas que teníamos íbamos avanzando en las escenas, y con base en eso, le enviaba la música por escenas y las escogimos. Empezamos a ver las posibilidades con base a sus gustos, lo que él quería, la cuestión económica, todo lo relacionado con los derechos. Así que se fue filmando todo conforme se decidían las canciones”.  

Por acá les dejamos el soundtrack de ROMA:

ROMA se estrenó este 14 de diciembre como parte del catálogo de Netflix, y para todos aquellos que han tenido la fortuna de verla con toda su grandeza en una gran pantalla, sabrá que no sólo es una experiencia visual, sino también sonora con la música y la edición de sonido.