28 de agosto de 2009. Liam y Noel Gallagher eran los headliners del festival Rock en Seine en Francia junto con algunos otros pesos pesados de la talla de The Prodigy, Faith No More, The Offspring, Bloc Party, Vampire Weekend, MGMT, entre otros. Y fue ese mismo día en el que Oasis dijo adiós para siempre después de un par de fechas canceladas ‘porque Liam tenía problemas en la garganta’, pero la realidad, es que era más que evidente que el final llegaría pronto. La enemistad entre los Gallagher era un secreto a gritos.

Foto: Especial

Se sabe que minutos antes de subir al escenario, los hermanos Gallagher pelearon –como siempre– hasta llegar a las agresiones físicas (esto se explica detalladamente en el documental Supersonic), y justo en la presentación de Bloc Party, fue el mismo vocalista de la banda, Kele Okereke, quien dio la triste noticia de que Oasis no se presentaría esa noche.

Cabe mencionar que hasta se echó un comentario bastante ácido, diciendo “así que me gustaría aprovechar este momento para decir ‘ah, eso es una pena, ¿no?’ Así que supongo que por defecto ahora nosotros somos los headliners”, después de anunciar la cancelación del grupo británico.

Mientras tanto, se ponía la siguiente imagen en las pantallas del festival para que todos los asistentes supieran la noticia (sobre todo pa’ los que no escucharon al vocalista de Bloc Party):

Foto: YouTube

Oasis estaba con su gira mundial de Dig Out Your Soul Tour, la cual comenzó en Seattle, y estaba planeado que continuara hasta el 30 de agosto de 2009, donde realizarían su última presentación Milán, Italia.

Tan solo pasaron dos horas de la cancelación en Rock en Seine, para que Oasis publicara en su sitio oficial un statement por parte de Noel, en el que daba a conocer el fin de Oasis. “Con algo de tristeza y gran alivio les comento que esta noche dejo Oasis. La gente escribirá y dirá lo que quiera, pero simplemente no podía continuar trabajando con Liam un solo día más. Mis disculpas a toda la gente que compró entradas para los conciertos en París, Constanza y Milán“.

Foto: Oasis.net

Así fue el final de Oasis. Amada por unos y odiada por otros, pero lo que es una realidad es que fue una banda clave para el desarrollo de la música al inicio de los 90. Si no hubiera sido por ellos, muchísimas bandas ‘actuales’ como Keane, The Killers, Arctic Monkeys, Coldplay, no serían lo mismo y, posiblemente, algunas ni existirían.

¿Hay por aquí algún afortunado que haya visto a Oasis en el Palacio de los Deportes en el 2008?