45 años del ignorado triunfo de Grand Funk Railroad

Una de las más injustas historias de éxito es sin duda la de Grand Funk Railroad y su tercer álbum, Closer To Home, el cual apareció justo hoy hace 45 años.

Una de las más injustas historias de éxito es sin duda la de Grand Funk Railroad y su tercer álbum, Closer To Home, el cual apareció justo hoy hace 45 años.

Es increíble cómo uno de los tríos más famosos del mundo hasta el día de hoy no ha recibido el crédito que merece por sus logros. Formados en Flint, Michigan, nombrados en honor a la vía del tren que pasaba por su tierra natal, Mark Farner, Mel Schacher y Don Brewer en menos de un año se convirtieron en superestrellas por su propio mérito y un sonido propio.

En Agosto de 1969, al final de la era psicodélica, habían lanzado su álbum debut, On Time y sólo cuatro meses después ya tenían un segundo trabajo listo, el homónimo “álbum rojo” (cuyo color se debió a que las agujas de los indicadores de volumen en el estudio siempre estaban en la línea roja, al máximo).

Sin embargo para entonces el panorama en el Rock comenzaba a cambiar. Led Zeppelin estaba a punto de dar un giro radical hacia el lado acústico, el surgimiento del Rock Progresivo y la muerte del hippismo reemplazado por el Folk y la música campirana, no dejaban mucho lugar para Grand Funk Railroad y su ruidosísima propuesta hard rockera. Los medios de comunicación los ignoraron completamente, no había ninguna estación de radio dispuesta a tocar su música o hablar bien de ellos en la prensa pues en las reseñas (igual que le pasó a Black Sabbath o Blue Cheer) los consideraban una banda de pedestres nacos de Michigan con canciones primitivas para obreros.

grandfunk3

Pese a ello, el “boca a boca” y la calidad de las canciones del grupo hizo que ambos discos se vendieran muy bien y pronto ya tenían una gran legión de seguidores por muchos estados de la unión americana, a base de estar tocando constante e incansablemente a la vez que componían nuevo material todo el tiempo. Prueba del poder de la banda en el mercado norteamericano fue su brevísima actuación como grupo de apoyo de Led Zeppelin, quienes traían detrás el gran éxito de sus dos primeros álbumes. Durante el primer show en Detroit, obviamente el público era completamente devoto de Grand Funk Railroad, e incluso cuando los estelares británicos salieron al escenario, fueron abucheados por la gente que pedía más de los locales. Para la segunda fecha en Cleveland, la gente estaba vuelta loca con Grand Funk y eso no le gustó nada al manager de Zeppelin, Peter Grant, quien cortó su actuación antes de poder terminar y los corrió de la gira pues no podía tolerar que el grupo abridor opacara a sus estrellas.

Seis meses después, Grand Funk Railroad estaba listo para lanzar Closer To Home, su tercer placa y una de las más creativas y maduras de su joven carrera. Por primera vez el grupo entiende los valores de producción. La guitarra de Mark Farner deja de sonar como una baratija, el sonido de los instrumentos es mucho más definido y se dan el lujo de aumentar otros elementos a su habitual trío de poder. Órgano, coros femeninos, guitarra acústica, arreglos de cuerdas y flauta transversa aparecen en los tracks. El grupo había dejado claro las cosas que atestiguaba y las que sentía en sus dos primeros discos. Con este tercero daban el salto a describir hacía donde iban en el futuro.

El gran atractivo del álbum con el público fue que tenía “Rock para todos”. El borracho de cantina puede pasarla genial con una cerveza al ritmo de “Sin’s a Good Man’s Brother” (cuyo riff es prueba viviente de la contribución de la banda al nacimiento del Heavy Metal), los románticos rencorosos podían desgarrarse con “Mean Mistreater” y aquellos que gustaban del Soul podían sentirse en una sesión de gospel con “Get it Together” o “Hooked on Love” (la cual marca el debut de la rocanrolerísima voz del baterista Don Brewer) . Desde luego el fuerte de la banda era el Rock pesado, ese que te hace estremecer, basta escuchar la portentosa y contagiosa línea de bajo de Mel Schacher en “Aimless Lady”, el ineludible groove de “Nothing Is the Same” y el ¿Funk Pesado? de “I Don’t Have to Sing the Blues”.

grandfunk4

Sin duda la pieza central de esta obra maestra del Rock es “I’m Your Captain (Closer To Home)”, 10 minutos de una analogía de barco pirata, relacionada con la cruenta guerra de Vietnam, la cual conmocionó a los jóvenes de clase trabajadora y los que se encontraban en las fuerzas armadas, ardientes de regresar pronto a casa ante la inminente catástrofe en la que estaban todos inmersos, tal como en ese barco pirata amotinado.

Closer To Home representó uno de los puntos más altos de la carrera de la banda, el público compraba por miles las copias del álbum y debido a creciente demanda, los medios no tuvieron más remedio que abrirse a la música de Grand Funk Railroad. Incluso sus más severos críticos, muchos de los cuales estaban embelesados por las suavidades de James Taylor o los conceptos pomposos de Jethro Tull se fueron suavizando irónicamente ante el Rock duro proferido por la banda, aunque fue a cuentagotas y más obligados por las ventas que por considerarlos verdaderamente buenos.

grandfunk

El álbum alcanzó ventas de oro y platino por ventas de más de un millón de unidades, llegando hasta el lugar número 6 de las listas de popularidad en Estados Unidos. El entonces manager de la banda, Terry Knight (quien tiempo después los traicionaría de la forma más vil), obligó a la compañía Capitol Records a que invirtiera $100 mil dólares en un gigantesco anuncio en Times Square para promocionar el disco y anunciar el próximo show de la banda en el legendario Shea Stadium. Hasta entonces sólo los Beatles habían conseguido llenar un estadio de esa magnitud y Grand Funk Railroad repitió la hazaña además de agotar todas las localidades en sólo 72 horas, estableciendo un récord sin precedentes.

grandfunk2

Pese al éxito de Closer To Home, la banda siguió relegada por los medios y sus discos subsecuentes aunque tuvieron grandes tracks, carecieron de la cohesión mostrada en este trabajo. Pero eso ya poco importaba. La gente, el público seguía asistiendo a los conciertos y comprando los álbumes, y el grupo se debía completamente a ellos, no a las estaciones de radio ni a los críticos de revistas.

Que suene Closer To Home y se abone más al legado injustamente ninguneado de Grand Funk Railroad.

@ivannieblas




Top Relacionadas
:)