Foto: Cuartoscuro

Las 5 cosas más preocupantes sobre lo sucedido en Culiacán

Al margen de la discusión sobnre lo que pasó con el hijo del Chapo Guzmán, estas son las cosas que más nos preocupan sobre lo sucedido en Culiacán, Sinaloa

“Estaban en riesgo muchos seres humanos”, señaló Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de este viernes, 18 de octubre, tras los violentos hechos de Culiacán, Sinaloa. “No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”. 

El presidente se dijo convencido de haber tomado la mejor decisión con la liberación de Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo Guzmán.

AMLO-culiacán-sinaloa-hijo-del-chapo

Foto: Cuartoscuro.

Una dicotomía de la vida pública mexicana que ya desató el debate fanático en redes sociales: un lado tuiteaba frases de Maquiavelo y el otro pedía cerrar filas con el mandatario. Algunas personas recordaban momentos violentos muy similares de administraciones pasadas y otros reclamaban la “falta de valentía” de la actual. Horas y horas de una pelea similar. Al margen de esa particular discusión —y después de horas leyendo, entrevistando y escribiendo sobre el tema—, encontramos las 5 cosas más preocupantes sobre lo sucedido esta semana en Culiacán.

Que las autoridades mintieron

¿Fue AMLO? ¿Fue Alfonso Durazo? A ciencia cierta, no sabemos quién fue el que mintió, pero seguro a alguno de ellos le falló. Originalmente, las autoridades informaron que a Ovidio Guzmán había sido detenido durante un patrullaje de rutina.

La versión oficial era que unos elementos de la Guardia Nacional habían sido agredidos por cuatro personas en una casa… y uno de ellos resultó ser el hijo del Chapo.

Luego cambió —¿o corrigieron?— la versión del gobierno. Se trató fue una “acción directa”, confirmó el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), pero salió mal pues “el grupo responsable de esta acción policiaca, en su afán de obtener resultados positivos, actuó de manera precipitada”. Horas después, AMLO terminaría por rematar la declaración oficial original cuando aseguró que todo lo hicieron para cumplir con una orden de aprehensión que había en contra de este presunto delincuente.

El silencioso manejo de la información 

El operativo para detener a Ovidio Guzmán comenzó a las 2 de la tarde. Los reportes a nivel nacional de las balaceras comenzaron alrededor de las 4 y media de la tarde. ¿Saben a qué hora fue la primer información de la Secretaría de Seguridad Ciudadana? Pasadas las 7 de la noche y el mensaje decía que darían la versión oficial “en su momento”. La primer conferencia de prensa se dio a las 8:28 de la noche.

Ya ni se diga la desaparición del gobernador de Sinaloa o que, cuando entrevistaron a AMLO, dijo que la información sería “más tarde” pues tenía un vuelo que abordar.

¿Qué tan escasa —o escondida— estaba la información que Notimex se tuvo que aventar un oso? Así es: la Agencia de Noticias del Estado Mexicano anunció la liberación de Ovidio Guzmán con “versiones no confirmadas”… aunque luego borraron el tuit.

El poder armado del crimen organizado

¿Sorpresivo? La neta no… el país lleva años metido en violencia armada, pero las imágenes que salieron de Culiacán este pasado jueves, 17 de octubre, sobrepasaban la idea que había en una gran parte de la población mexicana.

Las calles de la capital de Sinaloa vieron desfilar y activarse cientos de armas cuadradas, armas largas, cuernos de chivos y una severa cantidad de armas Barrett empotradas en camiones blindados.

balacera-culiacan-sinaloa-reporte-videos-redes-sociales-17-octubre

“Nunca me había tocado algo así”, nos contó un periodista que lleva casi 15 años cubriendo nota policiaca en la ciudad de Culiacán. “Por el tipo de armamento que se utilizó. Por el radio donde se dieron los enfrentamientos que abarcó varias colonias. No se podía pasar por las descargas, por los policías, por las personas resguardándose. No se podía pasar por la total confusión: no se sabía de dónde estaban tirando. La verdad fue algo impresionante”.

Que AMLO se intentó desquitar con la prensa

Si vieron el video, saben del momento en que nos referimos. La conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador de esta mañana en Oaxaca fue una cosa bastante tensa… lo que ocasionó preguntas poco amables —saludos, Lord Molécula—, pero una de ellas le caló tan gacho al presidente que desató el desastre.

AMLO decidió lanzarse contra el periódico Reforma que responder a la situación de violencia e inseguridad actual.

Cuando un reportero le preguntó qué pasaba con la orden de aprehensión de Ovidio Guzmán y si consideraba que ha fallado la estrategia actual, el Presidente contestó, en seis minutos, solamente su opinión sobre el periódico Reforma y la “prensa conservadora”.

Que esta fue la semana del “punto de inflexión”

El lunes de esta semana, 14 de octubre, Alfonso Durazo fue a la mañanera a entregar resultados de su estrategia. Ocho veces las contamos mencionó que habíamos llegado a un “punto de inflexión” en diversos medidores de violencia o seguridad. Uno de ellos, era la percepción de inseguridad… que ya se fue al traste.

A partir de ese mensaje se desató una semana para el olvido (o el recuerdo).

Foto Presidencia

Ese mismo lunes, un grupo de sicarios organizó una emboscada y mató a 13 policías en Michoacán. Un día después, hubo un enfrentamiento en Iguala en el que perdieron la vida otras 15 personas entre civiles y militares. Al día siguiente, en Guanajuato, un comando volvió a atacar a las autoridades… y la semana violenta terminó este viernes en Culiacán. 

Top Relacionadas
:)