Todos quienes alguna vez disfrutamos la serie animada Dragon Ball Z, seguramente coincidimos en que uno de los villanos más temibles de la saga es Freezer, un temible ser violeta-blanquecino que se dedicaba a sembrar el pánico en distintos planetas.

Freezer, que aparece por primera vez en el episodio 44 de Dragon Ball Z, es obra del gran Akira Toriyama, creador del universo de Dragon Ball y tiene su origen en la crisis económica que sufrió Japón en los años ochenta.

A inicios de esa década, el superávit hizo que en Japón surgiera un concepto llamado

Burbuja Inmobiliaria, que es el incremento excesivo e injustificado que se da en los bienes raíces, debido a la especulación en el mercado. Como los inversionistas y los bancos decidieron poner su dinero en ese sector, provocaron que los inmuebles adquirieran valores estratosféricos, tanto, que el área metropolitana de Tokio llegó a tener el mismo valor que todo Estados Unidos.

En estas condiciones, los especuladores inmobiliarios comenzaron a ser vistos como los villanos del derrumbe que sufrió la economía nipona, pues compraban terrenos e inmuebles que después vendían a precios todavía más elevados. Así sucedió lo que pasa cuando una burbuja crece de forma exagerada: Todo explotó.

Esto ocasionó una terrible crisis económica que mandó el valor del yen a los suelos. Fue en ese entonces cuando Akira Toriyama, un dibujante de manga, creaba la que sería su obra maestra: Dragon Ball.

Al igual que ocurrió con la mayoría de los japoneses, Toriyama no olvidó lo sucedido en esos años y decidió darle toda la crueldad y avaricia de los especuladores financieros (calificados por el propio Toriyama como “la peor clase de personas”) a uno de los villanos de su manga.

Fue precisamente en Dragon Ball Z donde Toriyama volvió una especie de especulador financiero a Freezer, quien en la historia es un feudal galáctico que se dedicaba a conquistar y aniquilar planetas para después negociar con ellos o hasta venderlos. En otras palabras, era un asesino dedicado al negocio inmobiliario.

¿Se la sabían?

Con el paso del tiempo Gokú venció a Freezer, y la crisis japonesa y los especuladores financieros se quedaron en el pasado. Lo malo es que Freezer siempre vuelve y lo hará en la próxima película de Dragon Ball que se estrenará en los próximos meses. ¿Será una metáfora de que las crisis financieras siempre estará presente en nuestras vidas?

*** Vía Cooking Ideas