Mientras en el mundo hay gente busca la cura a su enfermedad y así pasar unos cuantos años más con vida, en Bélgica una joven de 24 años, completamente sana, podría ser autorizada a recibir muerte asistida. Desde niña tiene pensamientos suicidas.

Después de señalar a un grupo de doctores cuál es su padecimiento, una chica a quien sólo se le identifica como “Laura” fue informada de que podría calificar para recibir la eutanasia, la cual fue autorizada en Bélgica desde 2003 y con la que diariamente cinco personas reciben la muerte con ayuda de médicos.

En declaraciones hechas para el diario belga

De Morgen, “Laura” señaló que ha querido morir desde su infancia, incluso su principal argumento para los doctores que se encargarán de revisar su caso fue “la vida no es para mí”.

eutanasia

Según De Morgen, la joven asegura que fue resultado de un embarazo no planeado, su padre fue un alcohólico y después de muchos pleitos y problemas se mudó con sus abuelos, de ellos recibió “seguridad, paz”… pero nada fue suficiente…

“A pesar de que mi infancia sin duda contribuyó a mi sufrimiento, estoy convencida de que habría tenido este deseo de muerte aun con una familia tranquila y estable  (…) la muerte para mi no es una opción. Si pudiera elegir, elegiría una vida soportable, pero he hecho de todo y nada ha tenido éxito”.

“Laura” está internada en una institución psiquiátrica desde los 21 años… Quizás para muchos la idea de la eutanasia aplicada a una mujer “sana” puede parecer una locura, sin embargo, la joven señala que hace 18 meses una de sus compañeras –quien también era suicida- recibió la muerte asistida.

Aunque ahora “disfruta” la planificación de su propio funeral, admite que su muerte será difícil de enfrentar para su madre y sus abuelos… sin embargo, no hay vuelta atrás: “he pasado toda mi vida con estos pensamientos suicidas, tuve algunos intento. Pero había alguien que me necesitaba, y no quiero herir a nadie. Eso fue lo que siempre me detuvo”.

De acuerdo con las últimas encuestas, el número de belgas que elegirían poner fin a su propia vida aumentó 27% en relación a los resultados al año pasado. De ese porcentaje, el 53% es comprendido por personas que rondan los 70 y 90 años, 15% están debajo de los 60 años.

*Vía metro.co.uk