Aunque los incendios forestales en el territorio de la Amazonia no son nada nuevo, los que se han presentado en las semanas recientes sí han sido de los más preocupantes de los que se ha tenido registro en los últimos cinco años.

Las cifras que ha dado a conocer el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE) dejan en claro que el incendio en la selva está fuera de control. De hecho, se dice que por minuto el Amazonas pierde una parte equivalente a un estadio de futbol, algo que provocó que el tema se hiciera tendencia en todo el mundo con los hashtags #PrayForAmazonia y #PrayForAmazonas. 

En un principio el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que la situación estaba controlada y que los titulares de los medios de comunicación sólo estaban exagerando la situación. Es más, incluso acusó a algunas  organizaciones no gubernamentales de haber provocado los incendios como un ataque hacia su gobierno (¿Dónde hemos escuchado esa historia?)

Sin embargo, la presión de la gente de Brasil y las miradas internacionales provocaron que Bolsonaro finalmente autorizara el envío de Fuerzas Armadas de Brasil para controlar los incendios forestales en la Amazonia, esto mediante un decreto que comenzó este 24 de agosto y que termina dentro de un mes, donde el presidente brasileño podría alterar el decreto dependiendo de la evaluación de los daños hasta ese entonces.

Foto: Ana Rovati / Insider

Hasta el momento el incendio dentro del también conocido como el “Pulmón del planeta” es más grande y preocupante de lo que podríamos imaginar. El portal Business Insider recopiló una serie de fotografías que muestran el antes y el después de la selva del Amazonas luego de haber sido atacada por el fuego y algunas actividades del ser humano como la tala de árboles y la agricultura a través de los años.

Acá les dejamos algunas de las fotografía para dimensionar el daño que le hemos provocado a una de las selvas tropicales más importantes del mundo, la cual podría desaparecer para siempre:

La selva amazónica vista desde el cielo en 2005

Foto: REUTERS / Rickey Rogers

Y la selva vista desde el espacio con el humo de los incendios de 2019.

Foto: Archivo de Historia Universal / Getty Images

Un incendio forestal del Amazonas de 1973

Foto: Rickey Rogers RR / TZ / Reuters

Comparado con un incendio de 2019 donde el humo es demasiado espeso. 

Foto: Ueslei Marcelino / Reuters

Así lucía una tarde normal en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, por allá de 2015

Foto: REUTERS / Paulo Whitaker

Y así se ve en 2019 luego de que el humo de los incendios llegara a oscurecer el cielo de Sao Paulo. 

Foto: Andre Lucas / Getty

Acá podemos apreciar una parte de la selva amazónica talada para la agricultura en 1990 

Foto: Hans Silvester / Gamma-Rapho / Getty

Y así se ve la zona en pleno 2019.

Foto: Ueslei Marcelino / Reuters

Lo peor es que los especialistas creen que es probable que el fuego no sólo esté quemando árboles sino la tierra de la selva del Amazonas, lo cual podría provocar que el día de mañana la reforestación no sea una opción viable para recuperar estas áreas verdes. ¿Qué es lo que estamos haciendo con el planeta? 😞

Foto: Bruno Kelly / Reuters