Noticias

¿Hello Kitty es satánica?

Todos conocemos a Hello Kitty. Ya sea porque desde niñas muchas mujeres tienden a obsesionarse con este personaje, o porque cómo hombres tenemos que padecer acompañar a nuestras novias, amantes o pretendientas a ver tiendas con productos de esta gatita, y muchas veces, gastar una fortuna en ‘regalitos’.

Pensamos que el mundo de Hello Kitty es cursi y ñoño, lleno de tonos pastel y buenos sentimientos. Pero este personaje también tiene un lado obscuro y tétrico, incluso se dice que nació de un pacto satánico. Con ustedes… la historia oculta de Hello Kitty

Quizá ya la habías escuchado, pero no está por demás recordarla.

Primero les contaremos la versión oficial para niñas y gente sensible: El personaje de Hellow Kitty nació en la década de los setenta. Fue creada por la artista Yuko Shimizu, para la compañía japonesa Sanrio, firma que hasta hoy es propietaria de Kitty. La imagen de esta gatita blanca con moño rosa y sin sonrisa fue plasmada por primera vez en una pequeña cartera. En tanto, Yuko abandonó la empresa un año después, y hasta ahora no hay noticias claras sobre su paradero.

Hello Kitty ha sido nombrada embajadora del turismo y de la UNICEF en Japón.

Ahora viene la versión más cruel, para personas temerarias y sin miedo:

El origen de Hello Kitty partde de la historia de Ikaka Shimizu, una madre desesperada por salvar a su hija de 14 años, del cáncer bucal terminal que padecía. Para lograrlo recurrió llena de fe a varias religiones, iglesias o cultos (en ese entonces no existía ‘Pare de Sufrir’) en busca de las respuestas que le ayudaran a sacar a su hija adelante.

Cansada de ver cómo se consumía la vida de su pequeña, Shimizu se acercó al satanismo y ocultismo como última opción. Fue en esos cultos siniestros en donde le sugirieron que hiciera un pacto con el demonio, para que éste la ayudara a salvar la vida de su hija. La mujer no lo pensó dos veces, y como la madre abnegada que era, aceptó. A cambio de la salud de su hija, Shimizu prometió crear una marca que fuera famosa en todo el mundo.

Así nació Hello Kitty, un personaje que atraería a miles de seguidores y provocaría grandes ventas en cada producto en el que fuera colocado. Cada compra sería una ofrenda al demonio (y de paso, un desfalco al bolsillo de miles de papas, novios, esposos del mundo).

Incluso, para sustentar esa teoría se enfatiza que en chino ‘Kitty’ significa ‘demonio’. También se destaca el hecho de que Kitty tiene figura de gato, debido a que desde hace siglos, este animal ha sido asociado con la brujería y los demonios. Además, si ustedes se preguntaban por qué esta gatita no tiene boca, les diremos que según la leyenda urbana, es por la enfermedad que tenía su hija, la cual perdió gran parte de su quijada.

Así, Kitty se convirtió en el símbolo de una secta con principios demoniacos. Incluso hay videos en la red con celebraciones de misas negras con la imagen del personaje, a la que llaman ‘la hija del demonio’. Otro dato perturbador, es que algunos satánicos llevan a ‘Kitty’ tatuada en la piel.

¡Cruz, cruz, cruz, que se vaya Hello Kitty y que venga Jesús!

Ustedes dirán, ¿entonces por qué el personaje se le atribuye a Yuko Shimizu, y no a Ikaka?, pues al parecer, porque lo único que esta última buscaba era la salvación de su hija, no la fama.

Además, el nombre de Hellow Kitty ha estado involucrado en casos extraños y sangrientos. Por ejemplo, una prostituta de Hong Kong fue secuestrada, torturada y violada en 1999. Después de que la decapitaron, su cabeza fue encontrada en el interior de una muñeca de este personaje.

¡Ay ama’, ya me asusté!

En el 2007 un narcotraficante colombiano que fue detenido, tenía una abundante colección de objetos y prendas de esta gatita, y usaba la imagen de la marca japonesa para enviar correos electrónicos con mensajes codificados a sus contactos. En agosto del mismo año, los policías tailandeses que cometían infracciones pequeñas (llegar tarde) eran obligados a portar brazaletes de Hello Kitty como castigo. En México deberían intentarlo, igual y baja la corrupción.

Lo que acabamos de contarles no ha sido comprobado, ni tampoco hay rastro de la ‘verdadera’ creadora de Kitty ni de su hija. Incluso Yuko Yamaguchi, diseñadora oficial desde hace años de la marca, comentó en varias entrevistas que el motivo por el que Kitty carece de boca es para que sea el público quien decida el humor del personaje. Si estás feliz, la gatita está feliz; si estás triste, la gatita está triste; si estás jarioso, la gatita está jariosa.

¿Hello Kitty buena o Hello Kitty mala y satánica, con cuál versión se quedan ustedes?

Comenta con tu cuenta de Facebook