Noticias

“Hope for a New Life” de Warren Richardson es la fotografía ganadora del World Press Photo

Esta mañana se ha dado a conocer la imagen ganadora del World Press Photo, reconocimiento que se le concede a lo más destacado del fotoperiodismo en el mundo y que para este año tuvo que seleccionar de entre más de 82 mil imágenes.

Esta mañana se ha dado a conocer la imagen ganadora del World Press Photo, reconocimiento que se le concede a lo más destacado del fotoperiodismo en el mundo y que para este año tuvo que seleccionar de entre más de 82 mil imágenes.

De acuerdo al jurado, la fotografía titulada Hope for a New Life , del australiano Warren Richardson es la mejor imagen del fotoperiodismo tomada en 2015, ya que es una imagen que ”desprende una enorme fuerza en su sencillez, en especial porque la valla de alambre lo dice todo”, señala el presidente del jurado, Francis Kohn.

En la imagen de Richardson se puede ver como un hombre entrega a un bebé a otra persona por debajo de cerca hecha con alambre de púas, esto en Röszke, en la frontera entre Hungría y Serbia. La fotografía fue tomada el 28 de agosto de 2015 y retrata la crisis migratoria que se vive en Europa en la actualidad. La imagen de Richardson no es la única -de las muchas que galardonó la World Press Photo- que hace referencia a este problema. Por ejemplo, la foto de Sergej Ponomarev, del NYT, retrata una barcaza intentando llegar a la isla de Lesbos… también está la de Matic Zorman, quien captó con su cámara a menores refugiados, esto para la categoría “Gente”.

wpp matic

Respecto a Warren Richardson podemos decirles que es australiano y usualmente trabaja como frelancer para periódicos, revistas y diversas compañías. Su ambiente de trabajo es Europa, pero ha podido desempeñarse en diversos puntos de Asia y los Estados Unidos. Durante la cobertura que hizo en la frontera de Serbia-Hungría, fue parte del grupo de periodistas golpeado por la policía.

En su próximo proyecto seguirá recabando historias de refugiados, pero esta vez lo hará en el círculo ártico, donde además explorará los efectos del cambio climático. “La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo que entregaremos a nuestros hijos”, señala.

*Vía El País
Top Relacionadas
:)