La noche del domingo pasado y en la conferencia mañanera de este lunes 11 de noviembre, el gobierno de AMLO declaró su apoyo a Evo Morales ante el golpe de Estado en Bolivia. Horas más tarde, en un mensaje a medios, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, despejó las dudas: Morales pidió de manera verbal y oficial asilo político en México. Y nuestro país lo concedió.

“Les informo que hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales, mediante la cual respondió a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente asilo político en nuestro país”, fueron las palabras del carnal Marcelo.

El canciller argumentó que el gobierno de México sigue los protocolos en cuanto a política internacional y nacional para darle asilo a personajes cuya vida corre riesgo en sus países de origen —por motivos políticos como fue el caso de Morales.

Asilo para Evo Morales

¿Qué sucederá ahora? Como saben, Evo Morales y su equipo han señalado una persecución en su contra, tras su renuncia en el gobierno. Por razones humanitarias, la SRE y Secretaría de Gobernación (Segob) decidieron hacer valer el Artículo 15 de la Constitución para recibir al líder indígena.

Además, el gobierno de AMLO ha pedido a las autoridades bolivianas que se dé una garantía para que Evo y su equipo puedan viajar a nuestro país —mediante un pase de salvoconducto.

“Esta decisión la hemos hecho del conocimiento de la OEA (Organización de los Estados Americanos) y lo haremos de la ONU, invocando a la protección internacional para la vida e integridad de Evo Morales”, explicó Marcelo Ebrard.

Protección a asilados

México se ha caracterizado por su tradición en materia de protección a asilados a lo largo de su historia. Se ha mostrado como un Estado incluyente y solidario cuyas puertas han estado abiertas para quienes han tenido la necesidad de abandonar sus países”, esta fue una de las razones del gobierno Federal para abrir sus puertas al exmandatario boliviano.

Marcelo-Ebrard-asilo-político-Evo-Bolivia

Foto: Cuartoscuro.

¿Qué más? Ebrard se refirió a los ordenamientos “en el marco jurídico internacional” que sustentan esta decisión —para aquellos que se preguntan por qué México recibe a Morales:

“La Convención sobre Asilo de La Habana de 1928 y la Convención sobre el Asilo Diplomático firmada en Caracas en 1954. La legislación mexicana también reconoce el otorgamiento del asilo político en su Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político de 2011”.

Ya para que no haya tantas dudas y rematar este mensaje, Ebrard explicó que esta decisión va de acuerdo con los principios de México en cuanto a política exterior y los derechos humanos —como sucedió en el caso del cubano José Martí o el peruano Victor Raúl Haya de la Torre.