Mientras Tanto

Pa’l feis: Turistas graban iniciales en Coliseo de Roma, para tomarse selfie

Y por suerte la nota no se titula “Dos mexicanos bien picudos atacan el Coliseo”.

Y por suerte la nota no se titula “Dos mexicanos bien picudos atacan el Coliseo”… Ya que las turistas que decidieron ponerle un decorado extra al lugar en el que aguerridos gladiadores se echaban sus rounds contra tigres son de origen estadounidense.

Así es, unas californianas –de 21 y 25 años de edad- se separaron de su grupo y antes de tomarse una selfie para recordar su paseo, quisieron personalizar más la experiencia y con una moneda grabaron sus iniciales en uno de los anfiteatros del antiguo lugar.

Por desgracia lograron su propósito: los guardias del lugar detectaron una “J” y una “N” con una dimensión aproximada de 8 centímetros y finamente rayadas en los muros del Coliseo. Obviamente la policía entró en acción y aprehendió a las dos chicas a las que se llevará ante un juez para que se les dicte su sanción correspondiente.


coliseo1

Como es de suponerse (aunque parece que las gringas no lo sabían) pintarrajear las paredes del Coliseo Romano está prohibido… incluso está indicado en señalamientos en italiano e inglés (por si alguien no masca la lengua de Dante). Sin embargo –suponen las autoridades- hechos lamentables como el sucedido el sábado pasado se dan ya que algunos visitantes consideran que un edificio en ruinas no es tan importante:

“Hay una diferencia de percepción. Museos son tratados como iglesias, lugares sagrados en los que hay cosas de gran valor. Consideran que el Coliseo es un edificio incompleto que ha sido descuidado”, comentó el portavoz del lugar.

Por si un día se lanzan a querer ver el sitio donde Russell Crowe le da en la torre a Joaquin Phoenix, y de paso apreciar el delicado arte de las dos locochonas norteamericanas, el portavoz del Coliseo señala que la sección agraviada fue una que se remonta a la primera década del s. XIX, la cual se levantó cuando el Papa en turno ordenó la restauración del recinto.

“No es un muro original, pero tiene su antigüedad”.

Aunque no se ha determinado cual podría ser la sanción que se le imponga a las infractoras, puede ser una similar con la que se castigó a un ruso que también fue cachado grabando sus iniciales en una de las paredes: cuatro meses en cárcel y además 20 mil dólares de multa.

*Vía The Guardian

 

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)