Las conferencias matutinas del presidente son algo muy “extraño”, por decirle de algún modo. No importa si disfrutas de cada una de las picardías del mandatario o si se te voltea el hígado del coraje de escucharlo hablar poquito a poquito, hay algo en lo que todos están de acuerdo: lo peor son los reporteros que roban cámara para algo sin importancia. Entre engordacaldos y críticos —y lo que sea hizo Nino Canún hace unas semanas— este viernes una reportera se llevó las palmas por una criticada pregunta.

No la queríamos echar de cabeza, pero ella solita se presenta como Sandy Aguilera de Grupo Larsa Comunicaciones antes de preguntarle al presidente lo que todos teníamos en la mente: ¿utiliza cámaras hiperbáricas para agarrar energía?

Neta. Está en video… y también en Spotify, si quieren.

Entre algunas de sus gracias, la conductora también comparó al presidente con un corredor keniano porque nomás no se le cansa el ganso. Lo felicitó por su buena salud, porque no le ha dado ni una gripita y hasta le preguntó qué métodos alternativos usa para mantenerse tan bien conservado a sus 65 años.

“Estoy bien”, se limitó a responder el presidente. Eso sí, con una sonrisota de oreja a oreja y los zapatos bien lustrados a lengüetazos.

Y ya, fuera del chiste, para qué decimos nosotros algo que ya dijo Esteban Illades: “El nivel de la conferencia de prensa matutina no sólo depende del presidente, también de los medios. Hay que exigirle más a quienes preguntan para evitar vergüenzas como ésta de hoy por la mañana”, explicaba el columnista en sus redes sociales.