Pues salió buen actor el reo de un penal de Texcoco al que se le ve siendo víctima de tortura en video difundido en redes sociales. De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), todo resultó un montaje, cuyo objetivo era extorsionar al padre del susodicho… así el nivel de “nuestros” presos.

Pero OJO: con la aclaración del origen de las imágenes, la Codhem no quiere negar que existan practicas manchadas al interior de los penales que forman parte del sistema penitenciario del Edoméx… nomás que había que aclarar lo relacionado al video en cuestión.

De acuerdo con el comisionado de la Codhem, Jorge Olvera, el sujeto que se ve en imágenes siendo torturado es un reo identificado como Bernabé Ricardo. Aunque en primera instancia se indicó que el video fue grabado en el penal de Chiconautla, luego se aclaró que se trataba del centro penitenciario del Molino de las Flores.

Según Olvera, fue el propio reo el que confesó que fue víctima de “tortura” de manera voluntaria. Nomás para extorsionar a su padre, el cual se encuentra en Estados Unidos. Esto fue confesado por el buen Bernabé durante una buena sesión de tehuacanazos… digo, un interrogatorio al que fue sometido por personal de la Codhem, según indica La Jornada.

Fue este fin de semana cuando se comenzó a difundir el video en el que se ve cómo el reo era torturado por sus propios compañeros. “No sirves para someter, sirves para ser sometido” se escuchaba decir a uno de los supuestos verdugos del recluso. En las imágenes que muchos seguramente vieron (si es que tuvieron el estómago para ello) se veía a Bernabé semidesnudo, amarrado y siendo víctima de lo que parecían descargas eléctricas.

Pero bueno… a final de cuentas todo era “actuación”. No obstante, la Codhem reafirmó que hasta ahora las autoridades no han hecho mucho como para que el respetable no haya creído que las imágenes de tortura eran verdaderas… sobre todo porque es bien sabido que reclusos tienen completa facilidad de contar con cámaras y celulares al interior de los penales.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) informó que las imágenes difundidas fueron grabadas el año pasado en una celda del penal de Texcoco. Con ellas, se pretendió “extorsionar a las autoridades a fin de obtener beneficios distintos a los que la ley permite”.