El partido con 149 autogoles que terminó en despidos y suspensiones

La antología de historias increíbles, raras pero impresionantes acaba de sumar un nuevo capítulo y es que esta vez nos transportaremos hasta Madagascar conocer una auténtica locura. Hubo un juego que tuvo ni más ni menos que 149 autogoles y dicho partido concluyó en algunos despidos, suspensiones y obvio, una goleada histórica.

Para conocer los detalles de este duelo, tenemos que remontarnos hasta el  29 de octubre de 2002, según el diario ‘Marca’, donde el encuentro entre el DSA Antananarivo y el SO l’Emyrne (SOE) en el estadio Municipal de Toamasina, en Madagascar, vio cómo cayeron estos 149 autogoles.

El partido con 149 autogoles que terminó en despidos y suspensiones

Foto: @Alexis_Chaz

Ojo, antes de este duelo tenemos que entrar en contexto y es que una cifra así de autogoles no se dio por casualidad, sino que hubo un antecedente que propició todo.

En el juego de ida, el SOE llevaba la ventaja por 2-1 pero una mala decisión del árbitro puso un empate final y es que marcó un penal sobre la hora que marcó el 2-2 definitivo. El técnico del SO l’Emyrne reclamó con todo, los jugadores igual pero no se retractó, por lo que la orden fue clara para la vuelta: “anoten todos los autogoles posibles”.

Llegó el día del juego de vuelta y se esperaba un duelo igual de parejo, cerrado, con muchos goles… pero no tantos y menos en propia puerta. SOE hizo lo que prometió: en cada oportunidad que tuvieron el balón, caía autogol tras autogol.

Despejaban desde el medio campo y el balón iba en dirección a su portería y caía uno y otro. El DSA Antananarivo quedó anonadado ya que no podían creer lo que estaba ocurriendo y aunque trataron de que el SOE jugara bien y dejaran de anotarse autogoles, no les hicieron caso.

Sólo tres jugadores del SOE fueron los autores de los 149 autogoles, ya que creyeron no era necesario ‘arrastrar’ al resto del equipo. La afición estaba vuelta loca, exigía un buen partido, que les regresaran su dinero y una vez culminó el partido, comenzó una oleada de despidos y suspensiones.

Este 149-0 no sólo es la mayor goleada registrada en la historia del futbol, ni el juego con más autogoles, sino que es una de las ‘protestas’ más extrañas en contra de la ‘corrupción’ que hayamos visto.

El partido con 149 autogoles que terminó en despidos y suspensiones

Foto: Chom_CyRruz

Por parte del SOE, Ratsimandres y Ratsarazaka, técnico y auxiliar del club, fueron suspendidos por 3 años debido a esta oleada de 149 autogoles; los 3 ‘autogoleadores’ y el portero del club, fueron suspendidos por un año debido a esta exhibición.

Por si fuera poco, una investigación obligó a que miembros de la Federación de Madagascar fueran despedidos por sospechas de amaño de partidos y es que el antecedente en la ida de esta serie entre el SOE y DSA Antananarivo, habría servido para descubrir estos hechos. Sin duda una historia muy peculiar pero sumamente interesante.