Mexicano que me encuentro por las calles de Qatar, mexicano que pregunta mi pronóstico para el México vs Argentina; y si me dieran un real qatarí por cada vez que me dicen que “no sea negativo”, o “traicionero” por pensar que Argentina se quedará con los tres puntos, probablemente a estas alturas podría comprarme un yate de jeque, alguna escultura dorada o algo por el estilo

Y no es que, no se trata de ser optimistas y pesimistas, sino de analizar el rendimiento que ha tenido esta selección a lo largo del proceso de Gerardo Martino, el cual -si me preguntan- nunca terminó de cuajar y difícilmente lo hará de la noche a la mañana.

Hay que decir, que no todo es culpa del ‘Tata’ pues revisando todos los partidos que ha dirigido, nos damos cuenta que sólo en dos (o tres si somos generosos) se enfrentó a rivales de verdadera jerarquía mundial. Uno de esos partidos, -por cierto- fue un amistoso frente a Argentina en el que perdimos 4-0 en el 2019. Pero más allá de ello, Si no hemos podido vencer a USA en partido oficial desde la Copa Oro 2019, ¿qué nos hace pensar que podremos contra Argentina?

Gerardo Martino con Selección Mexicana
Foto: Agencia Mexsport

Optimista

Ahora bien, estamos en un mundial y “cualquier cosa puede pasar. Ya viste la sorpresa de Arabia Saudita, o la de Japón”. Es el argumento favorito para los optimistas, y ciertamente los partidos tienen que jugarse. Pero lo más que da mi optimismo, con una selección que en sus últimos quince partidos apenas promedia un gol por partido, es un empate frente a Argentina y entonces si, jugarnos la clasificación frente a Arabia Saudita.

Pesimista

Uff, no hace falta echarle tantas ganas para ser pesimista con esta selección; pero hay un escenario que me da pavor y es que Arabia Saudita derrote a Polonia (lo que lo clasificaría a la siguiente ronda) y que Argentina sume los tres puntos contra México, dejándonos en la lona, con la obligación de vencer a los saudís y al mismo tiempo esperando que Polonia derrote a Argentina en el último partido del grupo. Nada más de pensarlo, me dio gastritis.

Realista

Vamos a sufrir y mucho. No sólo el partido, también las ramificaciones que tendrá el curso del mismo. Si México gana, estaríamos acabando con la última oportunidad de Lionel Messi para ganar un mundial.

Si Argentina gana, estaríamos al borde de la eliminación y seguramente en los últimos días de Gerardo Martino como técnico del TRI.

Messi y su gol con Argentina en Qatar 2022
Foto: Getty Images

A todo ello, habríamos de sumar el ambiente que se ha creado entre mexicanos y argentinos en los últimos días, donde la “afición” mundialista se ha llevado hasta el extremo.

De mi lado, creo importante recalcar que al final es solo un partido de fútbol, y que este (y ningún otro) no debería ser pretexto para sacar a relucir nuestra xenofobia.

Futbolísticamente hablando, debe ser un gran partido. Lo sabemos desde que conocemos el sorteo, y también es normal pensar que es hora de “vengarnos” por las eliminaciones del 2006, 2010. Pero si somos honestos, este es un escenario que hoy por hoy luce lejano, aún y con la derrota de Argentina frente a Arabia Saudita.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook