Durante el Mundial de Brasil 2014 que fue anunciada la llegada de Louis Van Gaal a la dirección técnica del Manchester United, parecía que Robin Van Persie era de los más felices con esta decisión pues parecía que la relación entre entrenador y jugador era inmejorable, pero todo cambió a raíz de que trabajaron juntos en Old Trafford.

Robin Van Persie tuvo una de las peores temporadas de su ya larga carrera al anotar sólo 10 partidos en 31 partidos disputados, en gran parte gracias a las lesiones que lo aquejaron a mitad de temporada, pero para el surgido en el Feyenoord,  su salida en gran parte se debe al ex técnico del Barcelona y Bayern Münich, Louis Van Gaal.

Mi lesión se debió al cansancio tras el Mundial-2014, hubiera necesitado una semana más de vacaciones, pero no la tuve. Sir Alex Ferguson sabía gestionar a sus jugadores, pero no todos los entrenadores tienen la misma competencia

Van Persie asegura que el van Gaal a nivel internacional es muy distinto al de nivel clubes:

Conocía a Louis como seleccionador, ahora le conozco como entrenador de club y hay una gran diferencia. Pensaba que tras las vacaciones podríamos partir de cero este verano, pero no ha sido así. No fue del todo honesto conmigo cuando me recuperé de mi lesión. No se me dio la oportunidad de luchar por volver a entrar en el equipo.

El nuevo delantero del Fenerbahce confesó que jugó lesionado durante el curso pasado: “Mi tendón de Aquiles estaba inflamado, pero seguí jugando infiltrado para ayudar al equipo”.

Robin van Persie se une a la lista de cracks como Stoichov, Falcao y Víctor Valdés, que no están de acuerdo con la formas de dirigir del técnico holandés.