Gif: Giphy

Ya no se va a parar: el inminente retiro del Undertaker

El día de ayer volvió a ocurrir lo impensable. Como cada año, la WWE se lució con su mayor evento, Wrestlemania, con el cual culminan todas las líneas argumentales de los 12 meses previos para dar inicio a un nuevo ciclo.

Más allá de los nuevos campeones y rivalidades, una constante durante los últimos 27 años de Wrestlemania  ha sido la aparición del Undertaker y su racha de victorias.

Hace tres años ocurrió lo impensable cuando Brock Lesnar acabó con la racha de victorias consecutivas del Undertaker. Muchos creyeron que este sería el final de la carrera de Mark William Callaway –hombre detrás del personaje– pero demostró que todavía le quedaban unas cuantas batallas bajo la manga.

Esta vez le puso el ojo a uno de los luchadores más controvertidos de la WWE, Roman Reigns. Tras semanas de preparación para su encuentro, ayer en la noche, el “Hombre Muerto” hizo su triunfal entrada como parte del evento principal de Wrestlemania 33.

Después de una ardua contienda en donde el Undertaker demostró que aún tiene galleta, sería Reigns quien se alzó con la victoria después de una cuarta y poderosa lanza.

Ante el silencio y el asombro de todos, fue el mismo Undertaker quien le pidió segundos antes del final a Roman que terminara con esto. Y después del 1, 2, 3 pareciera ser que la magna carrera de Mark Callaway ha llegado a su fin.

Mientras que en su derrota en Wretlemania 30 ante Brock Lesnar, una contusión, no le permitió dar el momento final que tanto esperaba, ayer en la noche, el Undertaker literalmente colgó los guantes.

Dejándolos en el cuadrilátero y cubriéndolos con su gabardina negra como la noche. Colocando su clásico sombrero como una cruz sobre la tumba.

“¡Gracias Undertaker!” decían los gritos que llenaron el Camping World Stadium en Orlando, Florida, recinto que posiblemente albergó la última lucha de este personaje.

Es tanto el respeto que se le tiene al buen Sr. Callaway, que nadie del equipo de producción se atrevió a tocar ese pequeño monumento a tan gran carrera.

Iniciando su camino por los pasillos de la WWE en 1990, Mark Calloway es uno de los pocos luchadores en el mundo que aún pueden representar a un personaje tan fantástico como el Undertaker de manera seria y creíble… claro, salvo el aspecto de ser un superzombi.

Cimentando su legado con sus 21 victorias consecutivas en Wrestlemenia, el también conocido como “El Fenómeno” dejará un vacío imposible de llenar.

Todavía no se ha hecho oficial, pero se especula que el día hoy Mark hará público el anuncio de su retiro de los cuadriláteros, despidiéndose del Universo que por los últimos 27 años ha entretenido con sus espectaculares luchas.

Muchas gracias Mark, tu paso por la WWE y la industria de la lucha libre jamás será olvidado ni igualado. Es tiempo de que el Undertaker “descanse en paz”.