10 películas que puedes (debes) ver antes de ‘Joker’

Este 4 de octubre se estrena Joker, una película de Todd Phillips junto a Joaquin Phoenix que muestra los orígenes del villano de Batman. Antes de verla, hemos de comprender que si bien está basado en un personaje de cómic ya conocido (incluso visto en la pantalla grande), aquí se dibuja de forma distinta, precisamente, para comprender qué eventos los llevaron a desarrollar un alter ego como el del Guasón. 

Una vez que tenemos esto en mente, podemos pensar en las referencias fílmicas de Joker, o bien, algunas películas cuya relación con la historia o el desarrollo de sus personajes, nos sirvan como base y referencia. La primera es The King of Comedy de Martin Scorsese, pero la influencia de varias historias es evidente y acá te dejamos la lista de las más importantes: 

The Man Who Laughs

El personaje de Joker fue creado en 1940 por Bill Finger, Bob Kane y Jerry Robinson, y está basado en el personaje de Gwynplaine de la película The Man Who Laughs de 1928, misma que es una adaptación de la novela homónima de Victor Hugo. En el filme conocemos a Gwynplaine, un sujeto que después de que su padre es sentenciado a morir (por ser enemigo del rey de Inglaterra en el siglo XVII), es obligado a sonreír por siempre con un cicatriz en el rostro para deshonrar la memoria de su padre. 

Gracias a esto, y siempre cubriendo su rostro, decide unirse a un circo donde conoce a Dea, una mujer ciega de quien se enamora, pero de la que piensa su amor se debe a que no puede ver que está desfigurado. La película muda, protagonizada por Conrad Veidt, es un clásico del expresionismo alemán de la década de los 20 junto con otras cintas como El gabinete del doctor Caligari, Nosferatu, Metrópolis, y más.

La relación entre personajes es evidente, y es la antesala del significado del Guasón dentro del cómic, y cuyos orígenes nos presentan en Joker, una película que profundiza en la psicología del personaje a través de su contexto social.

Taxi Driver

Martin Scorsese iba a ser uno de los productores de Joker, por tanto, era evidente que su influencia se iba a ver reflejada en la película más allá de The King of Comedy. Una película que nos lleva a comprender el tratamiento del personaje de Arthur Fleck en Joker, es Taxi Driver (1976) donde conocemos a Travis Bickle, un veterano de Vietnam que trabaja como taxista en las noches. Su perfil psicológico es bastante detallado al seguir la vida de un hombre deprimido y solitario que comienza un régimen físico estricto en pro de asesinar a un candidato político.

El personaje de Arthur se maneja en la misma línea que Travis: un ser apartado de la sociedad no necesariamente por voluntad propia, sino porque a partir de algunos eventos (la guerra o la falta de oportunidades derivada del sistema), es rechazado porque ya no sabe cómo comportarse, y a pesar de que podría distinguir el bien del mal, ya no tiene nociones claras de qué es lo que la misma comunidad espera de él.

Requiem for a Dream

Hay dos películas de Darren Aronofsky que aparecen en esta lista. La primera es Requiem for a Dream de 2001, un drama en el que se involucran cuatro personajes que atraviesan una adicción. Primero, nos presentan a una señora (una viuda) que se obsesiona con bajar de peso para poder asistir a uno de sus programas de televisión favoritos. Luego aparece su hijo junto a su novia y su mejor amigo. Los tres son adictos a la heroína, y cada uno va atravesando un viaje de decadencia en busca, como dice el título, de un objetivo final, un fin último.

Lo mismo sucede con Arthur Fleck, quien descubre a partir de una serie de eventos traumáticos, que abandera un movimiento en contra de las autoridades que han abandonado a una parte específica de la ciudad: a los pobres, a los que no tienen oportunidades, a los que tienen enfermedades mentales, a los que no son importantes dentro del presupuesto. El fin del Joker, al final, se revela como algo más grande sin importar el costo. 

One Flew Over the Cuckoo’s Nest

En 1975, One Flew Over the Cuckoo’s Nest se llevó el Oscar a Mejor Película junto al premio de la Academia como Mejor Actor por Jack Nicholson. La película nos presenta a Fletcher, un criminal de poca monta que es internado en un hospital psiquiátrico en lugar de la cárcel. Consciente de su poder sobre los demás pacientes, comienza a revelarse contra una enfermera que, al final, logra vencerlo en un final trágico y emotivo.

One Flew Over the Cuckoo’s Nest es como un símil de cuando un grupo se revela contra un sistema opresor que le ha dado la espalda, así como ha sucedido con Arthur Fleck, quien es una víctima de su entorno, el cual es malvado como la enfermera Ratched, quien piensa que les hace un bien a los pacientes.

Trump: An American Dream

En los 80, cuando Donald Trump era un empresario millonario que coqueteaba con ser una celebridad, le preguntaron qué haría si perdiera toda su fortuna: “Tal vez me lanzaría para ser presidente“, respondió. Trump, sabemos, no perdió su fortuna, pero ahora es presidente del país más “poderoso”. Un poco vergonzoso para algunos grupos, pero una realidad para el mundo entero. En la América de Trump no hay cabida para las minorías, para la diversidad, para los pobres, para nada que no se apegue a su modelo de negocio y de prosperidad…

Lo mismo sucede con ciudad Gótica en Joker cuando un personaje clave en el desarrollo de protagonista, y de quien posteriormente conoceremos como Batman, decide convertirse en alcalde de la ciudad. Aplica un No me gusta cómo lo están haciendo. Soy rico, hice mi fortuna, lo puedo hacer mejor“.

¿Algún parecido con la realidad? Bastante. Trump: An American Dream es una miniserie de Netflix que presenta la faceta fascinante y “querida” de Trump como empresario y su ascenso al verdadero poder no para mantener un equilibrio entre las dos partes que siempre componen a un país (o ciudad), sino para desterrar a una en el olvido para mantener a flote sus intereses personales. Arthur Fleck pertenece a esa parte que nunca debió existir, que parece una falla en el sistema.

Esta película de Lynne Ramsay está protagonizada por el mismo Joaquin Phoenix. You Were Never Really Here nos presenta a Joe, un exagente adicto a los calmantes con estrés postraumático. Joe se dedica a hacer trabajos sucios para gente poderosa, y esa así como llega a un hombre cuya hija fue secuestrada por un grupo dedicado a la trata de blancas.

El protagonista, sumido en actos de violencia justificados para un bien mayor (rescatar a una niña), descubre poco a poco el tejido de ese grupo criminal hasta llegar a las personas más poderosas de la ciudad, incluso del país. Las similitudes entre Joe y Arthur son enormes, empezando por su relación de cuidado y dependencia hacia sus madres, y la evolución del desorden mental que padecen, el cual los lleva, por distintos caminos, a una especie de redención. 

A Clockwork Orange

Esta película podría ser una de las más obvias. Finalmente, tanto Joker como esta obra de Stanley Kubrick, tratan a dos psicópatas en potencia que develan las fallas del sistema. A Clockwork Orange de 1971 nos presenta a Alex, líder de una pandilla que se dedican a buscar problemas, violar mujeres y hacer actos puros de violencia; sin embargo, Alex tiene una cualidad contraria: ama a Beethoven y entiende la pureza de su música.

La película de Kubrick funciona como un precedente para el desarrollo general de Joker de Todd Phillips, y no necesariamente por el tratamiento de sus protagonistas (finalmente, Joker es una película de orígenes a diferencia, por ejemplo, de The Dark Knight), pues los personajes están dibujados de formas muy distintas, sino por la dinámica y su relación con otros personajes, la cual a veces parece absurda y fantasiosa.

Black Swan

Es inevitable pensar en Black Swan después de Joker. Esta película, la segunda de Aronofsky en esta lista, esta protagonizada por Natalie Portman como Nina Sayers, una bailarina de ballet codependiente de su madre, quien se convierte en la primera bailarina y protagonista de El lago de los cisnes. Desde un principio, queda claro que Nina no es emocionalmente estable, que es como una niña que fantasea, o mejor dicho alucina. 

El final, poderoso y sorprendente, resulta demasiado obvio cuando piensas que no hubo misterio en la evolución de su tratamiento mental. Lo mismo sucede con Joker: sabemos desde un principio, y el director se encarga de recordarlo siempre, que Arthur Fleck tiene una enfermedad mental, lo que hace el desarrollo obvio, pero no por eso menos sorprendente.

Psycho

En una lista de demencia y decadencia, no podía faltar Alfred Hitchcock y una de sus más grandes obras fílmicas, Psycho. Esta cinta de 1960 nos muestra a Marion una joven que mientras huye, decide para en un hotel de paso ubicado en la carretera. Aquí conoce a Norman Bates, quien dirige el lugar junto a su madre, una mujer que supuestamente está enferma, pero parece controlar todo lo relacionado a su hijo.

Norman, después de un terrible asesinato, comienza a revelarse ante sí mismo, y por ende los demás, su verdadera personalidad que resulta, por si fuera poco, ser la de su propia madre. Una relación de amor y odio es evidente en ambos (él mismo), al igual que se desarrolla entre Fleck y su madre, quien descubrimos en Joker tiene un pasado más oscuro del que parece.

We Need to Talk About Kevin

Por último, tenemos We Need to Talk About Kevin, una segunda película de Ramsay, la directora escocesa, en la lista. Esta película muestra la relación entre una madre y un hijo llamado Kevin con claras tendencias a ser un psicópata y homicida. Desde el momento de su concepción, su madre comprende que no es un niño normal, y mientras crece, ella lo entiende más mientras él deja que su lado perturbado fluya. Ninguno de los dos se detiene o detiene al otro. 

We Need to Talk About Kevin de 2010 es una de las mejores películas para siquiera comprender cómo algunos personajes perturbados de la historia moderna (tiradores), no necesitan un entorno hostil para revelarse, ni qué decir de aquellos que nacen obligados a redefinir su realidad como Arthur Fleck y el desarrollo del personaje de Joker.