¡Bendito John Williams! 10 scores de películas infantiles memorables

Las películas que vimos en nuestra infancia, crean memorias que conservamos durante muchos años, sino es que toda nuestra vida. Son importantes, son determinantes, y nos ayudan a comprender un mundo complejo (cada vez más complejo, de hecho).

Esas películas, animadas o con personas, nos dieron grandes lecciones que no siempre seguimos, pero sí tenemos presentes. Y es imposible no recordarlas, e ir al momento en que lo entendimos, cuando escuchamos algunas de las canciones que formaron parte de ellas.

Es aquí cuando entran al juego los compositores de los grandes scores de películas infantiles. En esta lista pusimos 10 scores memorables que con tan sólo escuchar unos segundos de la pieza, sabemos qué historia es y cuándo nos la contaron.

Por supuesto que han sido tantos los clásicos, que no pueden aparecer todos, resaltando el trabajo de John Williams en E.T., el de James Horner en Casper de 1995 y cualquiera de los clásicos animados de Disney. Pero acá hicimos una selección más chiquita y más personal de esos clásicos que nos siguen emocionando y sacando muchas, muchas lágrimas:

El viaje de Chihiro (Spirited Away)

Joe Hisaishi

Las películas de Studio Ghibli, no nos cansaremos de decirlo, son de las producciones animadas más hermosas e inspiradoras. Durante más de 30 años, han dado grandes lecciones de temas que son complejos como el amor, la hermandad, familia, valentía, amistad y demás.

Y una de las más destacadas es El viaje de Chihiro de 2001 bajo la dirección del (genio) Hayao Miyazaki. Esta película narra la historia de Chihiro, una niña que entra a un mundo de espíritus y dioses donde se enfrenta a sí misma para descubrirse.

¡'El Viaje de Chihiro' llega a la Biblioteca Vasconcelos!

Studio Ghibli

La película es bellísima por su historia, y ni qué decir del trabajo de animación con el uso de colores y técnicas de compositing. Sin embargo, se debe mencionar que parte del encanto de esta cinta, reside en el score compuesto por Joe Hisaishi, quien ha colaborado en varias producciones de Miyazaki.

Es imposible no pensar en este filme sin recuperar parte de la suite de Spirited Away como cuando Chihiro se despide de todos, incluido Haku. O cuando grita “Abuelita” (para los que la recuerdan en español) y regresa con sus padres, quienes habían sido convertidos en cerdos.

Jurassic Park

John Williams

El cuello largo se acerca a un enorme árbol, e impulsado por sus patas delanteras, se levanta para comer las plantas que se encuentran más arriba. El  doctor Alan Grant y la doctora Ellie Sattler se impresionan… y tú también.

En 1993 nunca habíamos visto con tanta fidelidad, una película de dinosaurios que nos hiciera creer que realmente estaban ahí como lo hizo Jurassic Park. Sí, la magia del cine patrocinada, como casi siempre, por Steven Spielberg. Pero también hemos de ser justos. Esa misma emoción y sorpresa, no sería igual sin la música de fondo de John Williams. 

Casi todos los scores memorables y emocionantes se los debemos a este señor, pero el de Jurassic Park es especial porque no hay manera de pensar en un viaje sin escuchar el “tururu ruru, tururu ruru” que es sinónimo de aventura y un pasado muy lejano y completamente desconocido.

Esta cinta nos presentó a John Hammond, un millonario metido en la investigación genética para desarrollar la manera de traer de vuelta a los dinosaurios. Y cuando lo logran los investigadores, funda el Parque Jurásico para su estudio y con la idea de que un día las personas vean su grandeza. Pero todo se sale de control.

El gigante de hierro

Michael Kamen

Bambi es muy triste y Dumbo no se queda atrás. Y no hay manera de no llorar cuando la señora “abandona” en el bosque a Tod en El zorro y el sabueso. Pero una que les hace competencia en lágrimas, definitivamente es El gigante de hierro de 1999 que ya mostraba los dotes de Brad Bird como director y animador. 

Está Terminator: Judgment Day o Blade Runner. Pero para todos los niños que crecieron a finales de los 80 y los 90, su primer acercamiento a una máquina que se humaniza, fue El gigante de hierro, y vaya que el final es glorioso y triste. Esta cinta nos presenta a Hogarth, un niño que descubre un inmensa máquina (robot) que se hace su amigo.

Sin embargo, este gigante en realidad, fue creado como un arma inmensa para la guerra, por lo que las autoridades lo persiguen. El final… al final, el gigante se sacrifica por un bien mayor y con base en la idea de Superman, un héroe que pone primero a los demás antes que a sí mismo.

Si ya estás llorando, entonces debes recordar cómo era cuando el score ayudaba a la historia. Este fue creado por Michael Kamen, quien supo combinar a la perfección los momentos más íntimos y reveladores de los dos protagonistas, así como el tinte de guerra que está inmerso en la historia.

El hombre manos de tijera

Danny Elfman

Y ya que estamos llorando, aprovechamos para hablar de Edward Scissorhands de Tim Burton de 1990 con Johnny Depp como un individuo solitario que tiene manos de tijera, pues su creador murió antes de poder ponerle unas manos de verdad. Edward intenta incorporarse a la sociedad, pero no lo logra. 

Sin duda, es una de las mejores películas de Burton dentro de su mejor etapa. Y lo mismo va para Depp quien colaboró en más y más (demasiados, al parecer) películas con el director. Y sin duda, también es uno de los mejores scores de Dany Elfman, amigo y gran colaborador de Burton.

Elfman, con en el score de Edward Scissorhands, ha sido considerado como un genio al lograr traducir la imaginación y fantasía de Burton, a sonidos y música. El tema principal de este trabajo, se siente como un día nevado al igual que el final de la historia. Pero tampoco deja de lado el toque oscuro y a veces siniestro que ha caracterizado la filmografía de Burton

Danny Elfman ocupa un lugar igual de importante que John Williams en el mundo de los scores y las suites de películas que ahora son clásicos, o hasta considerados como algo de culto. Elfman, para que se den una idea, es el genio detrás del tema principal de Los Simpson.

Los locos Addams

Marc Shaiman

En 1991 salió The Addams Family de Barry Sonnenfeld para presentarnos a una de las familias góticas y tenebrosas más populares. La película nos presentaba a una adinerada familia cuyos integrantes son Homero, Morticia, sus hijos Merlina y Pericles, la abuela, el mayordomo conocido como Largo y una mano que se pase que responde al nombre de Dedos.

Sin duda, fue una de las películas más exitosas de los 90 que incluso recibió nominación al Oscar por Mejor Vestuario, pero una de sus más grandes cualidades, sin duda, es el score compuesto por Marc Shaiman que también es imposible de no reconocer. 

Tal fue el éxito de la primera película, que para 1993 hubo una segunda parte titulada Addams Family Values con el elenco original conformado por Raúl Juliá, Anjelica Huston, Christina Ricci, Christopher Lloyd, Carol Kane, Carel Struycken y Jimmy Workman. Luego hubo un tercer intento fallido en 1998.

El rey león

Hans Zimmer

Si hablamos de John Williams y Danny Elfman, entonces debemos mencionar casi por obligación al gran Hans Zimmer, quien ha colaborado en grandes scores de clásicos como Rain Man, Thelma & Louise, La casa de los espíritus, Gladiator, la trilogía de Batman de Nolan, Interstellar, Dunkerque, Blade Runner 2049, y actualmente anda trabajando en el score de Dune. 

Pero su trabajo más memorable, es el de El rey león de 1994 por el cual se llevó el Oscar a Mejor Score, y por el cual todos sentimos con mayor fuerza la desgarradora historia de Simba y su relación con Mufasa, su padre.

que-sabes-rey-leon-quiz

Disney

Es imposible pensar en escenas como la de “Todo lo que toca la luz” y “Recuerda quién eres”, sin escuchar el fondo musical que compuso Zimmer para esta película shakespereana que tuvo su versión en live action en 2019 y que recuperó parte del score y soundtrack original, el cual corrió a cargo de Elton John.

El mago de Oz

Harold Arlen

The Wizard of Oz es una de las películas clásicas del cine, una de esas que explican por qué el cine es mágico, grandioso y capaz de transportarte a otros lugares. Una de sus más grandes cualidades fue el uso del technicolor con el que pudimos notar los icónicos zapatos rojos de Dorothy.

Otra característica para identificar The Wizard of Oz, definitivamente, es la canción “Over the Rainbow” interpretada por Judy Garland en 1939. Pero es importante mencionar el trabajo musical en su totalidad, con la música que corrió a cargo de Harold Arlen mientras la letra es de E.Y. Harburg en temas como “Miss Gulch”, “If I Only Had a Heart”, “Dorothy’s Rescue” o “Into the Forest of Wild Beasts”.

Algunos expertos apuntan a que “Over the Rainbow” es la canción más popular y conocida que se ha escrito para un filme, y en realidad no hay manera de negar eso. Finalmente, El mago de Oz es un musical que si bien fue un desastre en taquilla al momento de su estreno y está basado en una obra infantil de 1900, ahora es un clásico de culto. 

Harry Potter

John Williams

No podíamos no repetir a John Williams en esta lista y con una de las franquicias infantiles más grandes de todos los tiempos, Harry Potter. Williams fue el encargado en 2001 de componer la música de lo que se convertiría un fenómeno del cine y de la literatura en manos de J.K. Rowling, su autora.

El tema principal de Harry Potter, “Hedwig’s Theme”, es completamente mágico al igual que la historia que representa. Esta pieza musical iba a forman parte de la suite de Harry Potter y la piedra filosofal; sin embargo, al final fue elegida como el tema principal de los créditos iniciales y finales de las ocho producciones de Harry Potter, la cuales se fueron haciendo más oscuras con el desarrollo de la historia.

Harry Potter y la Piedra Filosofal

Imagen de IMDb

Cada una de las películas y sus títulos (como El prisionero de Azkaban o El príncipe mestizo), tiene su propio score, pero es el tema principal lo que identifica a la saga completa. Por ejemplo, John Williams volvió a trabajar en el score de la tercera entrega en manos de Alfonso Cuarón, la cual fue duramente criticada por salirse de la línea visual de las dos anteriores, pero apegarse más al libro.

Los increíbles / Up

Michael Giacchino

El nombre de Michael Giacchino no es tan popular, pero en realidad ha hecho mucho por nosotros desde que éramos niñ@s. ¿Cómo? Al componer el score de dos de las mejores películas de Pixar, Los increíbles de 2004 y Up de 2009 (sin olvidar que él también trabajó en Ratatouille y Coco). El primero es divertido y emocionante, mientras el segundo es íntimo, infantil y muy bonito.

A diferencia de algunos compositores ya populares que tienen su sonido distintivo (algunos podrían saber cuál es de Williams en películas de fantasía), Giacchino ha logrado separar muy bien las historias con sus respectivas composiciones musicales como son Los increíbles con el tema principal y Up con “Married Life” y “The Ellie Badge” que logran hacer llorar a cualquiera.

Los increíbles sigue a una familia donde todos los miembros, excepto el bebé Jack Jack, tienen poderes como súper fuerza, elasticidad, invisibilidad y velocidad. En cuanto a Up, conocemos al señor Fredricksen, quien después de un tiempo de perder a su esposa, decide amarrar miles de globos a su casa y viajar a Venezuela. 

Giacchino tiene un par de nominaciones a los premios Oscar, y se llevó uno en 2010 por Mejor Score para Up. Su otra nominación fue por Ratatouille en 2008.

The Nightmare Before Christmas

Danny Elfman

Por supuesto que El mago de Oz no podía ser el único musical en esta lista. Y aquí está The Nightmare Before Christmas o El extraño mundo de Jack de Henry Selick en 1993, bajo la producción de Tim Burton. Con la presencia del director californiano, no podía falta Danny Elfman para trabajar en el score y soundtrack de la cinta animada.

Así como Toy Story se convirtió en la primera cinta animada en llevarse nominación a Mejor Película, The Nightmare Before Christmas fue la primera en estar nominada en Efectos Especiales en 1994, perdiendo frente a Jurassic Park. La película es considerada de culto a pesar de que tuvo un lanzamiento relativamente pequeño por parte de Disney al tratarse de una cinta tan oscura.

Elfman, como mencionamos, fue el autor del score de esta cinta, pero también el responsable de las canciones como “This is Halloween”, la que arranca con la película y es distintiva de la historia, o “Take Our Town Back”. Elfman también prestó su voz para el personaje de Jack cuando canta. 

The Nightmare Before Christmas nos presenta a  Jack Skellington, el líder del pueblo de Halloween, cae por error en el pueblo de Navidad, y queda fascinando por todo el encanto de esta fecha. Así que decide cambiar el Halloween, por la Navidad en su pueblo, desatando la locura.

Fantasia

Arreglos de Leopold Stokowski

Fantasía de 1940 es considerada por muchos como la obra maestra de Disney, pues no sólo está protagonizada por Mickey Mouse, sino está basada en varios segmentos musicalizados por piezas clásicas de compositores como Beethoven, Bach, Tchaikovsky, Paul Dukas, Stravinsky, Schubert, Ponchielli y Modest Mussorgsky. 

Varios animadores trabajaron en la dirección de este filme con una libertad creativa sin precedentes. Y a pesar de que la música, como tal, corrió a cargo de varios genios de la música clásica, fue el nombre de Leopold Stokowski el que cobró mayor importancia al ser el encargado de los arreglos. 

Las piezas interpretadas para cada segmento son “Toccata” y “Fugue in D Minor”, “The Rite of Spring”, “The Pastoral Symphony”, “The Sorcerer’s Apprentice”, “The Nutcracker Suite”, “Dance of the Hours”, “Night on Bald Mountain”. Todas ellas musicalizan episodios de hongos bailando y destellos de agua; ballet de hipopótamos; dinosaurios; la presencia de criaturas mitológicas; y más.