De los creadores de “Tres tristes tigres”, nace el ‘Café-Japón Challenge’

Día cinco de cuarentena: después de jugar un buen rato a las manitas calientes, acabarse todo un cuaderno jugando gato, las damas chinas y el ajedrez, los juegos de mesa comienzan a volverse tediosos en medio del confinamiento voluntario por COVID-19. Pero los usuarios de redes sociales, se las han ingeniado. De  los creadores de “Tres Tristes Tigres”,“Un limón, Medio Melón”  y “Camarón-caramelo”, ha nacido el “Café-Japón Challenge” un desafío casi imposible de lograr.

Se trata de repetir “Café-Japón” por más de tres veces seguidas y a una velocidad constante.  Aunque parezca muy fácil, muchos no llegan a la segunda vez cuando la lengua se traba. En los mejores casos, los internautas terminan por decir “Café-jabón”, “Café capón”, Ccccfé-cafón”, mientras que en otros parece que la “C” se les atraganta.

Aranza:

@aranzachrJAJAJA INTÉNTENLO !!! es súper difícil ##parati ##fypシ ##peru ##destacame ##foryoupage ##cafejaponchallenge♬ sonido original – aranzachr

El reto, fue lanzado por la usuaria de Tik-Tok, Aranza Chirinos Ruiz,  pero una vez que llegó a Twitter, no hubo manera de pararlo, las personas suben audios y videos de su propia versión del challenge, incluso hasta el equipo femenil de Tigres, le entraron al reto, casi tan viral como el propio coronavirus.

Durante la estadía de las regias en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Karen Luna, quien juega como defensa, retó a sus compañeras, aunque ninguna de las futbolistas logró el ‘Café-Japón Challenge’ al menos la espera se les hizo más ligera y mucho más divertida.

Que por cierto, poniéndonos serios con la propagación del coronavirus, la noche del 20 de marzo del 2020, se confirmó que Enrique Bonilla, presidente ejecutivo de la Liga MX y Ascenso MX, dio positivo por COVID-19, sin presentar síntomas graves.

Lo bueno del Café-Japón Challenge’ es que no interfiere con el aislamiento social, lo pueden hacer a través de redes sociales, mensaje de voz e incluso hasta por teléfono y reírse un buen rato o morir de ansiedad en el intento.

Hasta el momento, una sola persona ha demostrado que lo puede lograr, el usuario de Twitter @lokoauriazul316 ha  presumido sus habilidades de lenguaje, pero en realidad no hay ningún truco mágico. Lo único que necesitas es un poco de concentración y una buena dicción. Al intentar hablar más a prisa que lo de costumbre, los labios se cierran impidiendo poder pronunciar correctamente, basta abrir lo suficiente la boca para que nos salga como merolicos.