¡Karma! Búfalo cornea a su cazador antes de morir

El karma suele actuar de varias maneras, pero en esta ocasión, el cazador resultó cazado, luego de que un búfalo moribundo hiciera el último esfuerzo para defenderse después de recibir una descarga de flechazos punzocortantes.  El animal tomo la fuerza necesaria en su último suspiro para cornear la pierna del hombre australiano, dejándole un agujero del tamaño de una lata de refresco.

Durante la última semana de junio del 2020, Chris Mcsherry, decidió ir de caza a Port Bradshaw, al norte de Australia, para tratar de incrementar el número de cabezas de animales que colecciona en la sala de su casa. Su única diversión, es quitarles la piel de la cara para luego pintarlos a su gusto.

¡Karma! Búfalo cornea a su cazador antes de morir

Facebook: ChrisMcSherry

 En un principio, disparó dos flechas en contra de un Búfalo en un intento de derribarlo, pero el mamífero intentó escapar y huyó de la escena. El hombre siguió el camino de sangre que dejó el pobre animal, para encontrarlo escondido y tambaleante detrás de un arbusto.

El cazador de 35 años, explicó orgulloso en una publicación de Facebook  que el búfalo que pesaba más de 700 kilos, se negaba a morir, por lo que un amigo de Mcsherry, disparó dos flechas más de la ballesta “para sacar al animal de la miseria”, pero aun así, el bóvido, se negaba a convertirse en bistec, sin al menos haber luchado por su vida.

¡Karma! Búfalo cornea a su cazador antes de morir

Facebook: ChrisMcsherry

Así que sacó la casta, embistió al cazador golpeándolo dos veces con sus largos y  afilados cuernos, justo un minuto antes de ir al cielo de los búfalos. Como resultado, Mcsherry, fue llevado de urgencia al hospital por presentar un agujero justo arriba de la rodilla, así como una herida de más de 20 centímetros que recorre desde los glúteos hasta la pantorrilla.

“Me las arreglé para girar y dar unos tres pasos antes de que él me envistiera, me clavó sus cuernos en la parte superior de mi muslo, empujándome hacia adelante. Fue entonces cuando golpeé el suelo y volvió a ponerme los cuernos, me agarró por la pierna derecha y me arrojó unos tres metros, dijo el también fotógrafo  a un medio local.

¡Karma! Búfalo cornea a su cazador antes de morir

Tweed

Sin duda, se trataba de un héroe de cuatro patas, que merecía seguir viviendo en estado salvaje. De acuerdo con Naciones Unidas, organismo que incrementó la protección de las especies animales y vegetales desde 2019, la cacería es considerada como un crimen de escala masiva.