Por: Alberto Milo

En Chongqing, China, un hombre llamado Zheng convirtió a su gatito, Mao Mao, en la última estrella del modelaje en automóviles. Esto pasó después de que el dueño tuviera una curiosa idea para un evento automovilístico. Desde ese momento, la vida de ambos ha dado algunos giros.  

Vayamos más despacio. Antes del suceso, Zheng trabajaba en la industria automovilística de su ciudad. Por dicha razón, asistir a eventos del rubro era habitual para él. Fue, precisamente, para uno de estos, que decidió llevar a su gatito de dos años y posarlo sobre uno de los autos exhibidos. Lejos de obtener una reacción negativa, la sorpresa fue ver a los asistentes acercarse atraídos por la gracia del pequeño felino.  

Mao Mao, el gato modelo
Foto: Pear Video

Al instante, quienes habían presenciado lo que podríamos llamar “el debut de Mao Mao” comenzaron a subir fotos y videos de la simpática gatita. Las reacciones en redes sociales no esperaron y pronto la viralidad envolvió al hecho.  

Viendo la aceptación que Mao Mao había recibido, tanto en el evento como en las redes, Zheng rápidamente notó el potencial de esto y puso manos a la obra; corto el pelo del gatito, confeccionó diferentes vestuarios y se puso en contacto con marcas de coches que estuvieran dispuestas a contratar a Mao Mao como modelo.  

Mao Mao, el gato modelo
Foto: Pear Video

A partir de esa idea la popularidad de Mao Mao se mantuvo. Hoy, Zheng se da el lujo de aceptar hasta cuatro eventos por mes, como máximo, ya que considera que pasar ese límite podría agotar y perjudicar la salud de su compañero.  

Naturalmente, podemos preguntarnos cuánto dinero está haciendo este par, y pues sólo diremos que sus ganancias –como ya se anticipaba– van de 700 a 1,400 dólares por evento. Así que echemos las cuentas… 

Mao Mao, el gato modelo
Foto: Pear Video

Una cosa más a destacar sobre Mao Mao es lo que casi podríamos considerar su talento para esta actividad; a pesar de ser el foco de atención de un montón de desconocidos que se aceran a tomarle fotos y videos, el gatito parece nunca perturbarse por todo eso, al contrario, suele conservar la postura y observar con curiosidad a quienes la admiran.  

Y por si estaban con el pendiente, Mao Mao también goza de los beneficios de su trabajo. Zheng asegura que tiene cuatro camas, cinco rascadores y, además, dice conseguir la mejor comida para ella. 

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook