Con el mundo del automovilismo yéndose al terreno de la automatización, el tema del cuidado ambiental aún sigue siendo muy relevante.

Mientras que Elon Musk se rompe el coco buscando un sistema que reaccione cual piloto de carreras, en nuestro país se ha construido el primer auto eléctrico completamente mexicano.

Zacua, vehículo con motor eléctrico con dos plazas, autonomía de 160 kilómetros y velocidad máxima de 95 kilómetros por hora, es la propuesta de la compañía Motores Limpios.

Este auto tendrá un precio de 460 mil pesos, llegando con un número limitado de unidades divididas en dos modelos (M2, M3).

Todavía no se ha revelado cuándo se empezarán a vender estos automóviles, pero el que al fin haya un auto mexicano en vez de que solo funcionemos como maquiladora, es algo digno de atención, sobre todo si tomamos en cuenta que varias automotrices podrían abandonar el país por culpa de cierta Naranja Humana.

En fin, conociendo la calidad de la mano de obra mexicana, podemos esperar que Zacua sea un carro que aguante casi de todo. Incluso el precario tránsito de nuestras ciudades.