El Corona Capital, desde hace varias ediciones, nos dejó claro que además de ser un festival de rock, busca traer bandas legendarias que dieran su primer show en México, o algunas otras que ya habían tocado por acá pero que tenían rato sin venir. Hay varios ejemplos. Desde New Order, Kraftwerk y Blondie, hasta artistas de esta generación como Jack White, Richard Ashcroft, The Libertines, Damon Albarn, PJ Harvey y más. El décimo capítulo no será la excepción y tendremos la oportunidad de ver a The B-52′s en vivo tocando todos sus éxitos.

Pero quizá no sepan que gracias a una de sus rolas más famosas, el legendario John Lennon salió del breve retiro para regresar al estudio y hacer lo que mejor sabía: componer. Todo sucedió en el lejano año de 1979 cuando cinco jóvenes irrumpieron en la escena musical para demostrar que además del rock, el punk y el pop, había otro tipo de expresiones que harían bailar a la gente nada más por el gusto de hacerlo.

The B-52’s/ Foto: Getty Images

Fred Schneider, Kate Pierson, los hermanos Cindy y Ricky Wilson, y Keith Strickland (ya como The B-52’s), lanzaban su primer álbum homónimo de estudio, que incluía la rola por la que todo el mundo los conoció, “Rock Lobster”. El primer disco de la banda resultó ser toda una revelación, ya que ellos se movían bajo la creciente ola del new wave aunque tenían acercamiento con otros géneros como el surf y el garage rock.

The B-52’s estrenaron esta rola sin saber que iban a repercutir en la vida del ex-Beatle. Quizá no tenga mucho sentido la relación entre la banda y Lennon, pero pongámonos en contexto. Por esos años, para ser exactos en 1975, John había dejado la música para dedicarse completamente al único hijo que tendría con Yoko Ono, Sean. Si hacemos memoria, este pequeño sería el segundo hijo que el cantante de “Imagine” tuvo, pues el 8 de abril de 1963 nació Julian, fruto de su primer matrimonio con Cynthia Powell. 

David Bowie, Simon & Garfunkel, Yoko Ono, John Lennon y Roberta Flack en los Grammys de 1975/Foto: Getty Images

Según lo que decía John Lennon, no quería repetir los errores del pasado (ya que cuando nació Julian, el músico estaba en plena Beatlemanía y no tenía tiempo para estar con su esposa e hijo) que lo llevaron a divorciarse y separarse de su anterior familia. Así que prefirió pasar todo el tiempo posible con Sean e intentó recuperar la comunicación con Julian.

El último disco que lanzó antes de tomarse ese año sabático fue Rock ‘n’ Roll, que no se trataba de otra cosa mas que un álbum donde Lennon retomaba a todos los artistas con los que creció y que lo influenciaron para formar The Beatles. Ese solamente era un material para divertirse y pasarla bien. Tras casi cinco años de inactividad en el mundo de la música y que de plano no entraba en un estudio de grabación, Lennon se encontraba en uno de los periodos de creatividad más grandes de su carrera (aunque no planeaba volver hasta que encontrara estabilidad con sus hijos).

John y Sean Lennon afuera del edificio Dakota/Foto: Getty Images

Durante esta época, Lennon decidió cumplir uno de sus sueños, aprender a navegar. El primer viaje oficial que hizo fue a Bermudas junto a su familia y un pequeño grupo de amigos. Estando en esa maravillosa isla, algo de repente algo lo golpeó y lo hizo ver que debía regresar a la música. Mientras él se divertía y la pasaba bien, Lennon fue a una discoteca y ahí escucho por primera vez a los B-52’s. 

Y no podía ser de otra manera que con su carta de presentación, “Rock Lobster”. John Lennon estaba impresionado, más allá de la música se enfocó en algo muy particular, es decir, las voces y los sonidos que había en ella. La idea de crear esta rola fue de Fred Schneider, quien recordó que cuando era niño, tuvo que pasar por la experiencia horrible de ver cómo matan vivas a las langostas para cocinarlas. Años más tarde visitó una discoteca donde tenían imágenes que mostraban langostas y niños jugando a la pelota… Esa fue, de hecho, la inspiración de la rola, una fiesta submarina.

En toda la canción, las cantantes de los B-52’s, Kate Pierson y Cindy Wilson, imitan los sonidos de los animales marinos, y eso fue justo eso lo que llamó la atención de John Lennon y lo animó a regresar, ya que sonaba muy parecido a las pocas canciones que Yoko Ono había hecho hace muchos años, e incluso, se puede escuchar en la discografía de los Beatles en canciones como “Revolution 9” y “The Continuing Story Of Bungalow Bill”.

Para Lennon esta era una señal de aprobación, de que por fin podía hacer todas esas canciones que por años tuvo que guardarse ya que a casi nadie le gustaba la melodiosa voz o las ideas que tenía su esposa (y no los juzgamos). La manera de cantar de Pierson y Wilson no era casualidad, ya que supuestamente ellas se inspiraron también en el trabajo vocal de Ono. Según Keith Strickland al hablar sobre el final de la rola, su compañera Cindy “da un grito inspirado por Yoko Ono”. 

Cindy Wilson en 1978/ Foto: Getty Images

Tras este enorme descubrimiento, John Lennon empezó a componer en Bermudas algunas canciones como “(Just Like) Starting Over”, “Beautiful Boy (Darling Boy)” y “Woman”, que más tarde le darían forma a Double Fantasy, el último disco que el músico británico editó en vida y que vio la luz el 17 de noviembre de 1980. Y sabemos que en estos momentos podrán estar pensando que la banda se está colgando una medallita que no les corresponde, pero fue la propia viuda de Lennon quien corroboró la historia.

Al escuchar a los B-52’s, John dijo que se había dado cuenta de que había llegado mi momento. Así que él pudo grabar un álbum a medias conmigo sin que nos criticaran como lo habían hecho hasta entonces”, dijo Yoko Ono. Así que le debemos a la banda y a “Rock Lobster”, que John Lennon regresara para darle a todo al mundo (sin saberlo) un último álbum excepcional. 

Si quieren escuchar verdaderos clásicos como “Rock Lobster”, “Love Shack”,”Planet Claire” y muchas rolas más, recuerden que The B-52’s subirá al escenario principal del Corona Capital el sábado 16 de noviembre de 6:20 a 7:10 de la noche.

¿Ya están listos para ver a verdaderas leyendas de la música en acción?