Alguna vez hemos escuchado que los éxitos existen por una razón y, en el caso de Depeche Mode, existe más de uno. Un 5 de febrero de 1990, cuando la música electrónica estaba en su auge, la agrupación inglesa lanzó el primer sencillo del que sería considerado como uno de los mejores discos en su carrera: Violator. La canción elegida como single, fue “Enjoy The Silence”, tema colocado justo a la mitad del disco y que fue seguido de otros sencillos como “Policy of Truth” y por supuesto, “Personal Jesus”.

“Enjoy The Silence”, a pesar de contar con varios temas dentro de la competencia de las “canciones más gustadas de Depeche Mode”, es sin duda la más exitosa dentro de toda la carrera de esta banda inglesa. Sin embargo, lo que pocos saben, es que originalmente era un tema mucho más lento y de sonido orgánico, con una base de piano. Sin embargo, el trabajo del tecladista y productor, Alan Wilder, fue de suma importancia para definir este track que hoy es un símbolo de los 90 y que marcó la carrera de la agrupación británica.

La historia data de 1989, año en el que Depeche comenzó a trabajar en Violator, el sucesor de Music For The Masses (1987) y que serviría para consolidar lo que habían logrado con éste gracias a singles como “Strangelove” y “Never Let Me Down Again”. De hecho, precisamente por esto es que Mute Records presionó a Depeche Mode para que repitiera la misma fórmula e incluso superara a Music For The Masses.

La mente detrás de “Enjoy The Silence” fue Martin Gore, quien originalmente había compuesto esta rola como balada. Su ritmo era lento, tanto que en palabras del propio Gore,Alan (Wilder) tuvo la idea de darle un toque y agregarle acordes al coro. En ese punto, él, junto al productor Mark Flood me dijeron: ‘¿Por qué no tocas una guitarra por encima?'”.

Fue entonces cuando tanto Wilder como Flood les dijeron a Martin y a Gahan que se fueran del estudio y que regresaran en un par de días. Así que para cuando volvieron, ya todo estaba armado. A Martin le pidieron que tocara un riff y, una vez que lo tocó, todos se miraron y dijeron: “Creo que esto podría ser un éxito”. En palabras del propio Gore a Mojo, esta fue la única vez en su historia en la que todos coincidieron. Al día siguiente Dave Gahan cantó la letra y finalmente “Enjoy The Silence” tuvo el ritmo que conocemos ahora.

Wilder era el único integrante de Depeche Mode que tenía estudios de música, y por eso es que constantemente intervenía tanto en la composición como en la producción. De ahí es que sugirió que “Enjoy The Silence” tuviera un tempo más acelerado y una base electrónica de apoyo.

La primera versión, es decir la versión original en la que Martin Gore toca y canta, aparece en una edición limitada de 12 pulgadas del single y en la reedición de 2004 donde se titula “Harmonium”. Ahí, Gore la interpreta solo con un armonio.

¿Y qué hay con el video?

En entrevista con Entertainment Weekly en 2017, la banda contó que un día Anton llegó con ellos y les dijo en un acento danés: “Así que Dave, tengo una idea. Vas a usar una corona. Vas a ser un rey caminando por todos lados, y vas a llevar contigo una silla”. Ellos, aunque no lo entendían, ni siquiera Dave mismo, pero una vez que vieron el video que Anton Corbijn había grabado, la iluminación llegó: Era un hombre que tenía todo, pero no sentía nada.

Dado que la banda estaba grabando en lugares remotos, como en los Alpes, caminando sobre la nieve, en Portugal o en playas remotas, en Balmoral en Escocia, podían caminar por días y días y no ver a nadie.

Corbijn además de ser director de videos musicales, también es un fotógrafo que trabajó con U2 y Nirvana. También ha sido la mente detrás de Control (2007), la cinta inspirada en la vida de Ian Curtis y Life: La vida de James Dean (2015).