'Happier Than Ever': Billie Eilish madura y supera la prueba del segundo disco Música
Foto: Cortesía

‘Happier Than Ever’: Billie Eilish madura y supera (por mucho) la prueba del segundo disco

Después de mucha expectativa, por fin está disponible 'Happier Than Ever', el segundo álbum de Billie Eilish donde se supera a sí misma.

Si eres una persona que siga lo que está pasando actualmente en la industria musical, seguramente el nombre de Billie Eilish no te sea ajeno. Puede que muchos chavorruqueros y personas de la vieja escuela no comprendan muy bien su concepto, pero deben aceptar que el fenómeno detrás de esta chica de tan solo 19 años es digno de analizar, porque su éxito no se dio de la noche a la mañana o como producto de una disquera. Ella es más que eso.

Luego de lanzar varios sencillos desde 2015, presentaciones en Estados Unidos y otras partes del mundo, con los que logró crear un montón de expectativa, la cantante estrenó en 2019 su disco debut, When We All Fall Asleep, Where Do We Go? y a partir de ahí su carrera se fue hacia las nubes. No solo conquistó a la crítica especializada y los Grammy un año más tarde, también abarrotó todos los escenarios en los que se presentaba.

¡Checa el teaser del documental de Billie Eilish para AppleTV+!

Billie Eilish cantando en 2020/ Foto: Getty Images

Billie Eilish nos presenta ‘Happier Than Ever’

Es por eso que a dos años del lanzamiento de este material discográfico, cuando Billie Eilish anunció que volvería este 2021 con su segundo álbum de estudio, Happier Than Ever, el hype se elevó como la espuma. Sobre todo porque muchas canciones que estuvo presentando durante la pandemia –como “my future” y “Therefore I Am”– sonaban espectaculares, pero los sencillos que estrenó previos al lanzamiento no se quedaron atrás.


Sin embargo, lo más interesante de todo esto es que con este álbum, Billie se enfrentaría a la prueba del segundo disco, la que en muchas ocasiones define si un artista se establece gracias a su trabajo y convence a la crítica, o simplemente fue “cuestión de suerte” que llegara hasta la cima con su debut. Por supuesto que había muchas dudas al respecto pero de entrada podemos decirles que esta chica consiguió dejarnos con la boca abierta. 

Billie Eilish anuncia los detalles de su nuevo disco, 'Happier Than Ever'

Esta es la portada de ‘Happier Than Ever’, el nuevo disco de Billie Eilish/Foto: Cortesía

Este disco tiene toda clase de ritmos y sonidos

El disco abre con “Getting Older”, una rola sumamente tranquila donde brilla por completo la voz de Billie Eilish y la instrumentación minimalista de FINNEAS –porque solo suena un sintetizador acompañando a su hermana–. Y sí, como el título indica, trata sobre madurar, crecer y darte cuenta de que las cosas alrededor de tu vida en realidad no son como las pensabas, porque incluso los extraños son los que quieren estar contigo en lugar de tus personas cercanas.

Más tarde pasamos con “I Didn’t Change My Number”, tema que inicia con una voz casi extraterrestre y un “OK” de Billie en el que el mood cambia por completo. Lo decimos porque pasamos de una melodía melancólica a una canción más movida donde retumba un beat discreto pero intenso. Y es justo en este momento donde aparecer ese tono de voz cínico, divertido y hasta seductor que tanto ha caracterizado a esta sensación del pop.

La evolución de Billie se puede sentir desde el inicio

Si algo nos queda muy claro es que en Happier Than Ever, Billie Eilish quiso experimentar y entrarle a todos los géneros que le fueran posible. Eso es evidente en “Billie Bossa Nova“, nombre que le va a la perfección porque toma cierta inspiración de este género musical brasileño y lo adopta a su propio estilo. Además de la letra –una de las más intensas y hasta sensuales de todo el álbum–, una vez más tenemos que mencionar de la producción impecable de FINNEAS.

Después llega “my future”, una canción que llegó a mediados de 2020 para demostrar que Billie estaba evolucionando su sonido y todo lo que quiere expresar a través de la música. Un tema tranquilo perfectamente instrumentado, con una guitarra semifunk discreta y una batería suave, en el que esta joven habla de cómo solamente está enamorada de una sola cosa: su futuro, como un presagio de lo que lanzaría este año.

Los primeros “experimentos” del álbum

De la tranquilidad volvemos a pasar a la locura con “Oxytocin”, donde parece que Billie Eilish te está cantando al oído de manera sombría. Pero quizá lo más interesante de todo es el ritmo que la acompaña, porque es un verdadero sube y baja de emociones, porque todo el tiempo suena un beat estresante que conforme avanza la rola va creciendo aunque se contiene, pues nos deja con ganas de escuchar un poco más ya que nunca explota.

“GOLDWING” es uno de los experimentos musicales del disco. En un inicio parecería una canción en la que explotarían el recurso de crear una vibra tranquila y casi celestial gracias a unas espectaculares armonías vocales creadas por Billie, pero las cosas cambian después de unos cuantos segundos en silencio, porque entran unos sintetizadores y caja de ritmos para darle otro sentido a lo que ya habíamos escuchado. Atención con la melodía pegajosa que sirve como coro, porque se quedará en sus cabezas.

Un mar de emociones y pensamientos

Sin duda, “Lost Cause” fue uno de los sencillos que llamó la atención, porque en ella, Billie Eilish dejaba de lado el estilo que tanto la ha caracterizado para cantar al ritmo de una base rítmica que sin duda podríamos escuchar en cualquier disco de hip-hop moderno, con una línea de bajo envolvente y una batería que apenas se puede percibir. Un tema donde la artista habla sobre decepciones amorosas y en el que su voz brilla por completo.

Luego de este enorme levantón de emociones, llega la nostálgica “Halley’s Comet”, una bella pieza al piano que en dos puntos de la rola se modifica por completo pero que no deja de ser espectacular. Esta melodía da paso a “Not My Responsability”, que arranca con un sintetizador misterioso y frases de Billie en las que se refiere a todas las críticas que ha recibido desde hace mucho tiempo por su manera de vestir y sobre todo por su cuerpo. 

También hay pasajes musicales para bailar y sacar todo lo que traemos dentro

Un beat que nos invita a bailar abre “OverHeated”, una canción en la que Billie Eilish vuelve a salirse de su zona de confort para crear junto a FINNEAS un tema denso, lleno de capas y sintes que va subiendo de intensidad pero que no desentona para nada con lo que ya escuchamos previamente. Todo esto abre paso a “Everybody Dies”, que tiene un tono sumamente melancólico pero que podría ayudar a quienes han experimentado una pérdida.

“Your Power” fue oficialmente la primera canción que escuchamos de Happier Than Ever y dejó a muchos con el ojo cuadrado, porque es completamente acústica. Solo una guitarra acompaña a Billie para hablar sobre el poder y su influencia en cualquier tipo de relación. “NDA” es otra rola en la que Eilish reflexiona sobre la presión de la fama a su edad con una espectacular instrumentación encabezada por sintetizadores envolventes.

La recta final de ‘Happier Than Ever’ es espectacular

Nos acercamos al final y para nuestra sorpresa entra “Therefore I Am“, un tema uptemo de pop casi oscuro en el que Billie Eilish vuelve a ese tono cínico y frases descaradas mientras de fondo suena un bajo y un teclado que se complementan a la perfección. Esta es otra enorme prueba de la maestría en cuanto a producción musical de FINNEAS, porque a pesar de meter varios instrumentos a la vez, todo anda en su punto y nada está de más.

“Happier Than Ever” es quizá la canción que se siente más alegre de todo el disco y que le hace honor a su nombre, porque en ella podemos escuchar a Billie cantando junto a su inseparable ukelele y una guitarra. Sin embargo, mientras avanza va subiendo de intensidad hasta romper con toda una banda de fondo para hacer una enorme oda hacia los sentimientos que pasan por nosotros cuando terminamos una relación que nos decepcionó.

El álbum cierra con “Male Fantasy”, una rola en la que se puede sentir la intimidad en la voz de Billie Eilish. Pero quizá lo más importante es que a través de la letra toca un tema que la estrella pop siempre ha considerado importante: la salud mental, aunque en esta ocasión va enfocada para estar bien con esa persona a la que amas. Sin duda, después del viaje de emociones que experimentamos a lo largo de 56 minutos, este es el final perfecto. 

Billie Eilish supera la prueba del segundo disco

Luego de escuchar Happier Than Ever de inicio a fin y vivir esa experiencia, podemos decirles que Billie Eilish superó y por mucho la temible prueba que todo artista debe enfrentar con su segundo material discográfico. No solo demostró que a pesar de tener un estilo muy marcado puede reinventarse con la ayuda de FINNEAS –quien por cierto, merece un enorme reconocimiento por la producción–, también nos dejó muy claro que está madurando.

Ya no es la misma chica que hace casi dos años se convirtió en el rostro juvenil de la industria musical, pero jamás pierde su esencia y es congruente con lo que dice, piensa y quiere transmitir a través de lo que compone. La Billie que conquistó a millones de personas está en esas 16 canciones –un número de rolas muy grande considerando el promedio que aparece en otros discos de pop–, solo que está pasando por otro momento, uno de los más felices de su vida y se nota.

Tracklist

1.- “Getting Older”

2.- “I Didn’t Change My Number”

3.- “Billie Bossa Nova”

4.- “my future”

5.- “Oxytocin”

6.- “GOLDWING”

7.- “Lost Cause”

8.- “Hallley’s Comet”

9.- “Not My Responsability”

10.- OverHeated

11.- “Everybody Dies”

12.- “Your Power”

13.- “NDA”

14.- “Therefore I Am”

15.- “Happpier Than Ever”

16.- “Male Fantasy”

Top Relacionadas
:)