Keith RICHARDS, of the Rolling Stones, posed backstage at a Faces show (Photo by Graham Wiltshire/Redferns)

Las 5 mejores joyas de Keith Richards como solista

Cuando se trata de hablar de aquellas leyendas que aún tenemos el privilegio de ver tocar, sin duda uno de ellos son The Rolling Stones, quienes todavía ruquean rockean como los grandes. Dentro de esta banda de septuagenarios, uno de los que ha estado desde los inicios de la banda junto a Mick Jagger, es Keith Richards, el grandioso guitarrista de los Stones. Por supuesto todos lo conocen en su etapa junto a una de las bandas de rock más grandes de todos los tiempos, pero pocos conocen su etapa como solista.

En solitario, Richards ha lanzado tres discos de estudio: Talk Is Cheap en 1988, Main Offender del 92, y 23 años después, Crosseyed Heart del 2015. Alejado de los reflectores de los Stones, Richards presumió todo su talento en estos discos, sobretodo en el primero que nos dejó varias joyitas y en donde demostró su talento único, así que aquí les dejamos 5 de sus grandes canciones como solista.

Wicked As it Seems

Se trata del sencillo de su segundo disco de estudio Main Offender, el cual grabó en medio de los discos de los Rolling Stones, Steel Wheels y Voodoo Lounge. Para hacer este disco, Richards colaboró con Steve Jordan y Waddy Wachtel, en sesiones de grabación que se llevaron a cabo en California y Nueva York, y que dieron como resultado esta canción con la cual, Jagger se inspiró para escribir “Love Is Strong”.

Trouble

23 años tuvieron que pasar entre el segundo y el tercer disco como solista de Richards. Crosseyed Heart salió apenas en el 2015, y éste es el primer tema que escuchamos del álbum. Una canción que tiene bastante influencia del rock de los 60, y por supuesto el blues como el sello de la casa.

Crosseyed Heart

De ese mismo álbum, también les compartimos la canción homónima que abre el disco, que es toda una joyita. A diferencia de “Trouble”, en esta canción, únicamente escuchamos a una guitarra acústica que suelta riffs blueseros, y la raposa voz de Richards, que nos permite darnos cuenta de su virtuosismo con este instrumento, pero al mismo tiempo, que no se necesita de mucho para hacer una gran canción que nos ponga la piel chinita.

Eileen

Volviendo a las sesiones para Main Offender, a este grupo de músicos que reunió Richards se les conoció como The X-Pensive Winos, quienes solían grabar a las 3 de la mañana, acompañados de cantidades industriales de Jack Daniel’s y otras sustancias. Aquí, Richards nos regresa a su lado más rockero, con una guitarra furiosa al igual que su voz, que suena menos rasposa y bastante melódica de hecho.

Take It so Hard

Para muchos, el mejor trabajo de Richards como solista es su disco debut Talk Is Cheap, tal vez porque en aquella época resultado de diferencias artísticas con Mick Jagger, se puso a trabajar por primera vez en solitario y sacó a relucir todo su talento. Una poderosa mezcla de ritmos y armonías rockeras, acompañados de piano y percusión, encima de pistas vocales que dan como resultado esta joya.

Make No Mistake

Y aquí la número uno de nuestro top. Durante la época de grabación de Talk Is Cheap, Keith Richards estuvo muy influenciado por el reggae y el soul hecho en Memphis, por lo que se fue a aquella ciudad a grabar esta canción junto al legendario productor de Al Green, Willie Mitchell, para dar como resultado esta bella canción que mezcla a la perfección ambos géneros con la voz de Sarah Dash y el estilo único de Keith Richards.