El trip hop es un estilo surgido en los 90 que usa el hip hop pero sin rap y sin ira. Sus exponentes no son carismáticos y de hecho, sus sonidos están hechos para escucharse con audífonos. Este género conserva vestigios del hip hop pero su destreza técnica es mucho más compleja. Anoche, Massive Attack -considerados como los inventores del trip hop- se presentó en nuestro país después de cinco años para saldar una deuda con sus fans desde 2014… y de qué manera.

Entonces, con todo este contexto, estas fueron las dos cosas clave que hicieron el show de Massive Attack en Ceremonia 2019 un evento único e inolvidable.

Visuales

Tal vez esta es la parte más principal que debemos tocar en este texto pues, como mencionamos, el trip hop es algo mucho más relajado, no es violento. Sin embargo anoche, en el concierto de Massive Attack, las palabras que veíamos en las pantallas eran duras, directas, mordaces. Escrita en español, el show inició con: “En memoria de los desaparecidos”, para después ser seguida de “Crear dispositivos inteligentes”, “Votan a los demócratas y votan dos veces o muchas”, “Aceptar”, “Unirse”, “Estar de acuerdo”, “Seguir”, “Compartir”…

Como si fueran balas que atravesaban nuestros ojos, todas y cada una de estas frases y palabras se quedaban en el alma. La música era excelsa, no tenía ni un solo fallo. Todo se escuchaba perfectamente bien afinado. Desde los samples loopeados, hasta los efectos prolongados de la guitarra con ayuda de los pedales, las dos baterías perfectamente sincronizadas o bien, el juego de voces que hacía Robert Del Naja ‘3D’; todo generaba un silencio entre el público que terminaba en mera contemplación.

Massive Attack no se mostró indiferente a la problemática de México en Ceremonia 2019

Foto: Elizabeth Cacho

Pero la palabra no es la única forma de expresarse, también están las imágenes, aquellas que durante años la publicidad y el mismo sistema han metido en nuestra cabeza, como si fueran ya parte de nuestra vida diaria. Aquí Massive eligió muy bien cuáles serían, y qué mejor que las de las organizaciones que rigen tanto nuestro país como el mundo. Por eso es que mientras sonaba “United Snakes” vimos los logos del PAN, PRI, PRD, Partido Verde, UNICEF, ONU…

Es importante mencionar que el responsable de todo esto es Adam Curtis, un documentalista y escritor británico bastante reconocido en Reino Unido que decidió colaborar con Massive Attack para crear una historia y denuncia, en este caso, de las situaciones que acomplejan tanto a México como a América misma. Por eso es que también vimos imágenes distorsionadas de Donald Trump pegada con la frase de “Construye el muro”, “Paga el muro”.

Colaboraciones

Tal como lo habían prometido, Massive Attack trajo consigo a sus colaboradores más grandes. El primero de ellos fue Horace Andy, una leyenda del reggae que a sus 67 años mantiene una voz única, con efectos impresionantes en los ecos y que le da ese mood de tranquilidad a canciones como “Girl I Love You” y “Angel”, pero que al mismo tiempo las prolongó con guitarras  envolventes.

Entre cada colaboración, Massive se tomaba su tiempo para empezar una canción, buscaba que todo fuera perfecto e incluso, hacía que las ovaciones terminaran en un silencio sepulcral para contemplar la magia del escenario. En ese lapso, entre la gente, se escuchaban aplausos y expresiones como “Son geniales”, “¡Maestros”, “¡Está muy cabrón!”. Y claro, los pioneros del trip hop, con una carrera de casi 30 años estaban ofreciendo uno de los mejores shows del año e incluso, para que no los haya visto antes, de la vida.

Posteriormente llegaron Young Fathers, una banda escocesa que en 2014 ganó el Mercury Prize y que ahora prestaron sus voces para “Vodoo In My Blood” y “Wake Up Here”. Al igual que Horace, ellos manejaban sus voces, jugaban con ellas a su antojo, y detrás estaban 3D y Grant Marshal ‘Daddy G’ moviendo los sintetizadores y tornamesas.

Con algunas frases en español, 3D interactuó con el público pero también, para introducir a su tercer invitado de la noche, que sería Deborah Miller, que igualmente, como sus predecesores, interpretó dos temas: “Save From Harm” y “Unfinished Sympathy”.

Massive Attack no se mostró indiferente a la problemática de México en Ceremonia 2019

Foto: Elizabeth Cacho

Esta fue tal vez la aparición más esperada de la noche: el momento en que Liz Fraser apareció a escena para hacerse cargo de “Teardrop”, una canción oscura y prolongada que entre la penumbra y con una audiencia completamente entregada, mostró el singular timbre de voz de Fraser.

Nadie dejaba de moverse cadenciosamente. Algunos cantaban, otros simplemente admiraban. La noche le pertenecía completamente a Massive Attack, a su música y a su manera tan peculiar de marcar a sus fans a través de un acto en vivo que fue la excepción para México. Así que para generar más desconcierto, después de “Teardrop” -canción que fue parte del encore-, rápidamente apareció un video, tributo, crítica social y comercial de Adidas con la canción “Levels” de Avicii. ¿Una manera poética y sutil de rendirle tributo a un exponente de la música que se suicidó recientemente? ¿O acaso es una crítica social hacia la mercadotecnia o las nuevas formas de consumo de la música?

Después de una larga pausa, llegó el cierre del concierto de la forma más perfecta posible. “Group Four”, un tema lento, psicodélico y contemplativo a cargo de la voz de Fraser que, de nueva cuenta, sumió a todos con su voz tenue.

Conclusión

En esta ocasión no hubo covers -excepto por lo de Avicii, claro-, pero una vez más, Massive Attack demostró que está más que consciente de de los movimientos sociales, políticos y militares tanto de México como del mundo. Su set estuvo completamente cargado de oscuridad, impacto visual y auditivo gracias a una ejecución impecable, marcada por transiciones pausadas a través de luces apagadas y contadas interacciones con el público.

Con esto, Massive Attack probó que su show es un acto valiente, único, que a pesar de que sus sonidos están diseñados a escucharse con audífonos, presenciar su técnica en vivo es un momento único e irrepetible. Por eso, hoy podemos decir que esas ganas que quedaron en todos nosotros desde 2014 están más que saciadas… y de qué manera.

Massive Attack no se mostró indiferente a la problemática de México en Ceremonia 2019

Foto: Elizabeth Cacho

Setlist

Take It There
United Snakes
Girl I Love You (con Horace Andy)
Future Proof
Inertia Creeps
Voodoo in My Blood (con Young Fathers)
Way Up Here (con Young Fathers)
Angel (con Horace Andy)
Safe From Harm (con Deborah Miller)
Unfinished Sympathy (con Deborah Miller)

Encore:

Teardrop (con Elizabeth Fraser)
Levels (Avicii cover)
Group Four (con Elizabeth Fraser)