Agárrense (los funcionarios que hayan agarrado algo), porque las autoridades ya están encarreradas. Al menos eso parece, ahora que se da la aprehensión de la exalcaldesa de León, Bárbara Botello.

De acuerdo con diversos medios, la priista fue detenida cuando apenas estaba en el quinto sueño… por ahí de las 6:00 am. La acción sucedió para que Bárbara Botello rinda cuentas, luego que desde hace un rato existe una denuncia de peculado en su contra.

Botello fungió como alcaldesa de León, Guanajuato, durante el periodo 2012-2015. Dos años más tarde, en 2017, comenzó el movimiento para echarle el guante: primero con un intento de desafuero… el cual no rindió frutos, pero derivó en una investigación de la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato.

FOTO: CUARTOSCURO.COM

Según reporta Milenio, dicha investigación arrojó como resultado el saber que Bárbara Botello aplicó la clásica (con “La Estafa Maestra” como la mayor representante): otorgar contratos de prestaciones de servicios, sin que los beneficiarios cumplieran su obligación.

Botello sería acusada de peculado por alrededor de 1 millón 577 mil pesos, señala Reforma. Eso lo sabremos dentro de poco. Lo que sí podemos señalar es que la aprehensión de la exalcaldesa felina en su domicilio, ubicado en el humilde Club de Golf “La Hacienda”, esto alrededor de las 6:00 de la mañana.