Foto: Shutterstock

Apuntes chilangos: Cuajimalpa o cómo perder un río

La Ciudad de México se encuentra entre las 10 ciudades del mundo que corren el riesgo de quedarse sin agua en el futuro cercano.

Por Giovanni Mejía

Cuando hablamos de naturaleza en México, es inevitable hablar de su contaminación y degradación. En México aproximadamente el 70 por ciento de los cuerpos de agua tiene algún grado de contaminación según la Facultad de Ciencias de la UNAM; sin embargo, el gobierno desconoce, en más de la mitad de los casos, el grado de contaminación en el que se encuentran. Hablando en términos locales, sólo la Ciudad de México cuenta con 105 mantos acuíferos comprometidos por dicha situación.

Han pasado casi 70 años desde que se iniciaron las obras para el entubamiento de los cuerpos de agua en la Ciudad de México. La mentalidad de la época encontró aquí la solución a los problemas de infección e higiene que significaban. Actualmente éstos fungen como las principales arterias vehiculares de la Ciudad y parece imposible pensar en revertir el proceso de entubamiento. Como intento de cambiar esta situación, surgió el Ecoducto como una iniciativa ciudadana; ubicado por encima del río de La Piedad, que hoy en día corre entubado sobre el Viaducto Miguel Alemán, inaugurado en diciembre de 2017. Era un proyecto que buscaba resurgir el concepto de naturaleza dentro de la urbe y que se convirtió en un paliativo, no recuperando del todo la relación que debería haber entre ciudadanía y su entendimiento e interacción con los ríos.

Quizá por eso debamos hablar de los ríos que nos quedan y que aún podemos rescatar: uno de ellos es el Río Magdalena, que tiene una extensión de 30 km y que termina en los Viveros de Coyoacán. Desde su nacimiento, hasta aproximadamente 10 km después, es una fuente de agua limpia y cristalina, desafortunadamente —y aun después de varios intentos por rescatar y limpiar sus aguas— por causa de los asentamientos irregulares de la zona, su cauce se convierte en aguas negras y drenaje hasta su final.

Rio Magdalena Ciudad de México

Foto: cuidarelagua.cdmx.gob.mx

También es el caso del Río Atitla, que se encuentra en la frontera de la Colonia Chimalpa y la Colonia Zentlapatl en la Alcaldía de Cuajimalpa de Morelos. Un río que tiene su origen en el Estado de México hasta su confluencia en el río Borracho (que nace en manantiales de la zona).

Un Río con graves índices de contaminación; sus aguas contienen desde deshechos de construcción y troncos de pinos cortados, hasta chasis de autos y animales muertos. Durante julio de 2018 se inició una obra de rehabilitación de drenaje, construida sobre el cauce del río, esto con el objetivo de recolectar las aguas negras provenientes de las colonias aledañas, a petición de las escuelas públicas cercanas a la zona. La primera etapa de esta obra quedó concluida a un 100%. Sin embargo, la salida de este drenaje queda al descubierto en una zona habitable y desembocando en el mismo río, aumentando su contaminación todavía más y afectando su cauce natural.

Los vecinos de la zona han solicitado a las autoridades y representantes correspondientes que la obra se amplíe lo más pronto posible o que se encuentre una solución viable, sin que implique contaminar más el río, ya que existen riesgos de salud y de seguridad inminentes. Dadas las condiciones en las que se encuentra la obra y la temporada de lluvias que se acerca, el río puede desbordar y dañar las viviendas y hogares de los vecinos, así como impedir el paso a sus casas, además de las infecciones y riesgos a la salud que ésta puede provocar.

Foto: YouTube

De acuerdo con el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, la Ciudad de México se encuentra entre las 10 ciudades del mundo que corren el riesgo de quedarse sin agua; esto se debe a que gran parte de abastecimiento de agua depende, en gran medida, de los mantos acuíferos que están siendo sobreexplotados, además del gran porcentaje de agua que se pierde en fugas.

Hay que permitirnos pensar y concluir que estas obras que nos despojan de algo vivo que había nacido con esta Ciudad nos enseñen a cuidar y a querer los espacios vivos que aún nos quedan de ella.

*****

Giovanni Mejía es miembro de Wikipolítica CDMX, una organización política sin filiaciones partidistas.

Facebook: WikipoliticaCDMX

Twitter: @wikipoliticacmx | @GiovanniMejiaR




Top Relacionadas
:)