4 puntos para comprender la crisis en la Selección Femenil de Argentina Deportes
Getty Images

4 puntos para comprender la crisis en la Selección Femenil de Argentina

¿Por qué hay crisis en la Selección Femenil de Argentina? Te explicamos algunas situaciones que provocaron la dura crisis que rodea al equipo.

¡No sólo pasa en México! La Selección Femenil de Argentina atraviesa una crisis en la que sus mejores jugadoras no aparecen en las convocatorias y la poca actividad tiene molestos a muchos aficionados.

Su participación en el Mundial de Francia 2019 eclipsó las problemáticas que rodean al conjunto femenil. Sin embargo, esto tomó fuerza nuevamente con la exclusión de Estefanía Banini, hoy considerada la mejor futbolista argentina.

4 puntos para comprender la crisis en la Selección Femenil de Argentina

Getty Images

Y por si fuera poco, la realidad del combinado albiceleste es muy distinta a la que presumen sus directivos. Con la actualización del Ranking FIFA, se perdieron 4 lugares y ahora Argentina es la selección 35 del mundo.


Aunque parezca confuso, esta situación se remonta a varios años atrás y por ello, hoy te explicamos aspectos clave que llevaron a la Selección Femenil de Argentina a caer en un momento muy difícil.

Inactividad y falta de recursos

Las mujeres de este país llevan el futbol en la sangre y es imposible poner su talento en duda. Pero los problemas aparecen cuando los directivos de instituciones como la Asociación de Futbol Argentino (AFA) no les dan las mismas oportunidades que a las selecciones varoniles.

Macarena Jorge Caamaño, periodista argentina, compartió la mayor parte de estos puntos y comenzó en 2014, con la medalla de oro en los Juegos Suramericanos y los cambios en el banquillo de la albiceleste.

Debido a la falta de partidos, concentraciones y demás, la Selección Femenil de Argentina quedó en el olvido hasta 2017. En ese año se dio otra modificación en la dirección técnica y llegó Carlos Borrello, quien tuvo una etapa previa en 1998.

En lugar de mejorar, la escuadra cayó todavía más: los viáticos para asistir a la Copa América no se les entregaban y les ofrecían apenas 150 pesos argentinos (hoy serían 34 pesos mexicanos) para cubrir sus gastos. La molestia de las jugadoras incrementó hasta que se declararon en paro para exigir las condiciones básicas que cualquier atleta necesita.

Y si consideras que sus argumentos no eran lo suficientemente fuertes, hay que recordar que en los límites se rebasaron cuando el plantel albiceleste tuvo que dormir en un camión en lugar de un hotel antes de un partido vs Uruguay.

¿Futbol 11 o futbol sala?

Es bien sabido que en Argentina no se puede vivir del futbol femenil, así que muchas jugadoras alternan el futbol 11 con el futbol sala. En medio de la polémica ya mencionada, algunas de ellas fueron obligadas a elegir sólo una disciplina.

Florencia Quiñones era una de esas futbolistas: mientras participaba en el futbol sala también se le consideraba referente del equipo nacional y a nivel de clubes incluso llegó al Barcelona. Al final decidió dejar la Selección, así como Elisabeth Minning.

El Mundial de Francia en 2019, respiro para la crisis

Cuando se trata de futbol femenil, se argumenta constantemente que los equipos deben exigir conforme a su desempeño. La Selección Argentina sorprendió en la Copa del Mundo más reciente y ni así reciben el apoyo necesario.

La huelga de 2017 se levantó un año después, pero los focos rojos seguían encendidos en los meses previos al Mundial. La clasificación a Francia 2019 se concretó a través del repechaje al dejar en el camino a Panamá con global de 5-1.

Desafortunadamente las albicelestes no alcanzaron la segunda ronda, pero se despidieron del torneo con un vibrante empate ante Islandia. Este resultado les proporcionó reflectores más grandes y esto provocó que las exigencias de hoy interesen a más aficionados.

Las decisiones de Borrello al frente de la Selección Argentina

Aunque los demás puntos son importantes, el director técnico ha tomado decisiones que pocos entienden. Si esta historia te suena conocida, seguramente es porque hasta la fecha no hay una explicación para la ausencia de Charlyn Corral en la Selección Mexicana cuando Leonardo y Christopher Cuéllar eran los DTs.

Resulta que en Argentina sucede algo similar: la lista empieza con la portera Laurina Oliveros, quien mostró su molestia en redes sociales cuando la AFA prefirió usar modelos en lugar de jugadoras para presentar uniformes en 2018. La publicación provocó molestia y su nombre no volvió a aparecer en una convocatoria.

Meses después, en Francia 2019, aparecieron nuevos reclamos para mejorar las condiciones y como consecuencia, Estefanía Banini, Belén Potassa y Ruth Bravo no asistieron a los Juegos Panamericanos de Lima 2019. En un acto de solidaridad, Florencia Bonsegundo tampoco hizo el viaje.

Desde entonces, la crisis y la ausencia de las estrellas de la Selección Femenil de Argentina se justifican con lesiones inexistentes y rotaciones. No obstante, el reclamo va más allá de las futbolistas y la afición ya se queja sobre la gestión de Carlos Borrello.

Top Relacionadas
:)