Juan José Rodríguez Velarde es el juez de control en el caso del futbolista Joao Maleck, quien protagonizó un accidente automovilístico el 23 de junio, en el cual falleció una pareja de recién casados, y determinó que no hay pruebas suficientes para sentenciar al jugador.

Por ello dio dos meses a la fiscalía para realizar investigación complementaria para continuar con el caso, en el cual Maleck es acusado por homicidio, en el cual no fueron acreditadas las agravantes por exceso de velocidad y alcoholemia.

En el caso de la velocidad, se asegura que Maleck conducía 10 kilómetros por hora por debajo del límite para entrar en el rango de exceso, mientras que en las pruebas de alcohol arrojó un índice de 50 mililitros en cada 100 de sangre, los cual no son suficientes para acreditar el agravante.

La familia de una de las víctimas asegura que la fiscalía no realizó de manera correcta la investigación de la velocidad, por lo que solicitó que esa investigación sea realizada por un grupo de expertos ajenos a la fiscalía, a la que acusa de esta y otras irregularidades.

A la familia se une Gabriel Regino, exsubresecretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, quien consideró que el caso se presta a sospechas de corrupción.

“Si la Fiscalía no realizó los procesos adecuados durante las primeras investigaciones del accidente, estaríamos en una situación de incompetencia de los servidores públicos o corrupción, dijo a El Universal.

Mexsport

Al inicio del caso, Maleck parecía condenado a un largo tiempo en prisión, sin embargo, conforme pasan los días la posibilidad de que el futbolista obtenga la libertad crecen, sin embargo, Regino aseguró que esto no es por un buen trabajo de la defensa.

“Más que una buena defensa, los errores de la fiscalía han sido muy evidentes”, declaró y consideró que las investigaciones han sido lentas, lo cual ha dado pie a la alteración de pruebas.

Testigos del accidente aseguran que el copiloto de Maleck sacó del auto botellas de alcohol, además se asegura que el día de accidente al futbolista recibió suero antes de que se tomaran las pruebas de alcoholemia en la sangre, de modo que el suero habría hecho que los niveles de alcohol en la sangre se redujeran.

Ante esta situación, Regino consideró que se pueden citar a las personas con las que convivió Maleck horas antes del accidente dentro de la investigación complementaria.